El dato es aterrador, especialmente para los que empiezan a cotizar ahora con la intención de retirarse en 40 años y poder vivir de eso. Parece obvio que es una mala apuesta confiarlo todo a la carta de un gobierno con serios problemas financieros, por eso es fundamental empezar a ahorrar.

La pregunta es cuánto. Basta con calcular la cantidad mensual que hará falta en el futuro para vivir cuando ya estemos retirados a los 65 años. Se suman el alquiler, el gas, agua, electricidad, comida, auto y demás, y de forma consciente se multiplica por el número de años que cree que puede vivir después del retiro.
Claro que es imposible predecir lo que puede pasar en el futuro, pero digamos, de forma razonable que se pueden vivir por lo menos 20 años después del retiro, y que hacen falta unos 2,000 dólares al mes para un matrimonio mayor, con los hijos ya independientes, libres de hipotecas aunque previsiblemente con un gasto médico mayor que cuando se tienen 20 años.

En base a esa premisa, harían falta unos 480,000 dólares para cumplir esos 20 años a razón de 2,000 dólares al mes, pero que no cunda el pánico, porque no hay que ahorrar todo ese dinero sino que se puede ir  invirtiendo de distintas maneras para conseguir alcanzar el objetivo, como certificados de depósito o bonos del estado para que el dinero crezca con el paso de los años sin esfuerzo. 

Lo importante es empezar cuanto antes para que el retiro sea más plácido y que las cosas no se pongan cuesta arriba cuando se llega a viejo. Con las arcas de la Seguridad Social en un estado raquítico, es mejor procurarse un buen retiro y no confiar en el sistema, por lo que pueda pasar. 

SHARE

Más artículos de interes