Al frente del hospital infantil más importante y antiguo de California se encuentra Richard D. Cordova, un hombre cuyo trabajo ha sido elogiado desde todos los frentes y al que no le asustan los grandes retos.

 

Por Alicia G. de Angela

 

Nacido y criado en Montebello, aunque de origen mexicano, Cordova lleva toda una vida dedicada a la salud, habiendo ocupado importantes cargos dentro del Departamento de Salud del Condado de Los Angeles y Kaiser Permanente.

 

Ahora, y desde que fuera elegido presidente y director ejecutivo del Children’s Hospital de Los Angelesen el 2006, tiene claro que su principal objetivo aquí es seguir atendiendo a los niños más enfermos de la región. Algo que les ha colgado el cartel de hospital de referencia de toda la costa oeste y que su presidente quiere mantener cueste lo que cueste.

 

De hecho, este año Córdova, elegido recientemente como “Mejor director ejecutivo” por Los Angeles Business Journal, va a necesitar más de 700 millones de dólares para continuar salvando vidas. “Un 75 por ciento del dinero que necesitamos procede de fondos públicos, así es que vamos a tener que hacer mucho lobby para conseguirlo. El resto proviene de manos privadas, de gente que cree firmemente en lo que hacemos y que quieren que continuemos invirtiendo en programas de investigación”.

 

Pero lo que realmente preocupa al presidente del histórico hospital es saber el impacto que va a tener la muy esperada “Ley de cuidado de salud asequible”, a implementarse el próximo uno de enero de 2014. “Esperamos que nada cambie para seguir proporcionando la misma cantidad e intensidad de servicios, porque aunque no podemos tratar a todos los niños de California si queremos tener la capacidad para tratar a los más enfermos”.

 

Mientras tanto, Richard D. Cordova sigue liderando a un equipo muy centrado también en prevenir las enfermedades que más afectan a los latinos, como la obesidad y la diabetes, a sabiendas de que un 70 por ciento de sus pacientes son hispanos. “Lo mejor que podemos hacer por nuestra comunidad es invertir en programas que les ayuden a entender cómo cuidarse mejor”. Un área más en la que el Children’s Hospital también apunta como pionero.

 

Más artículos de interes