• Favorece la restauración, limpieza y nutrición de la piel, por eso es muy usada para hacer mascarillas faciales.

• Es una excelente loción para el cuerpo.

• Previene las arrugas y sirve de nutriente tanto para el cutis seco como para el grasoso. Para esto, hay que diluirla en leche tibia, mezclarla con una yema de huevo y cuatro gotas de aceite de almendras, para lograr una mascarilla muy beneficiosa para el rostro.

• Disminuye las manchas de la piel al combinarla con una infusión suave de berros.

• Al mezclarla con unas gotas de glicerina y jugo de limón alivia las irritaciones y quemaduras causadas por el sol.

• Alimenta los tejidos epiteliales y activa la circulación superficial, disminuyendo  la resequedad e imperfecciones de la piel. Esto se logra mezclándola con un aguacate maduro con el que se forma una excelente mascarilla que suaviza y reduce las líneas de expresión en el rostro.

• Realiza una función nutriente y regeneradora sobre el cabello si la aplicamos pura y la dejamos durante 20 minutos, para remover luego con agua tibia. También podemos aplicar una capa de miel sobre el cabello húmedo al momento del baño, cubrimos la cabeza con un gorro plástico cubierto con una toalla, y así lograremos la recuperación de los nutrientes que se pierden diariamente y también podremos mantener el color original del cabello.

• Si la mezclamos con azúcar y limón es un excelente exfoliante natural, la miel hidrata y ayuda a remover las impurezas, el azúcar, por su textura granular realiza una acción pulidora y de barrido, mientras que el limón produce un efecto blanqueador en la piel.

La miel y la salud
• Es eficaz para destruir las toxinas. 
• Contiene una gran cantidad de nutrientes. Los componentes principales de la miel son glucosa, fructuosa y agua, además de otros azúcares naturales, enzimas, minerales (calcio, magnesio y potasio), vitaminas (complejo B y vitamina C) y aminoácidos.
• El néctar contiene flavonoides que son potentes antioxidantes.
• Es un magnifico antiséptico que elimina los microbios y las bacterias.
• Alivia algunas molestias en enfermedades como la gripe, tos y laringitis, lubricando el sistema respiratorio. 
• El estómago la absorbe fácilmente y por consiguiente, mejora el metabolismo y tiene efectos laxantes.
• Constituye un sedante natural que tranquiliza los nervios y le proporciona la calma.
• Es muy nutritiva, por cada cucharada, este delicioso producto contiene sólo 60 calorías, 17 gr. de carbohidratos, 16 gr. de azúcar, y no tiene grasa, sodio, ni proteínas.
• Es un poderoso antianémico ya que aumenta el contenido de hemoglobina en la sangre.

Contraindicaciones
• No es recomendable dar miel de abeja a los niños menores de 1 año porque aunque es muy raro, la miel puede contener una bacteria que causa una enfermedad llamada botulismo infantil.                                                    
• Es fácilmente asimilable y por lo tanto engorda cuando su consumo es diario, pues aporta calorías seguras, sin ningún trabajo para el cuerpo.
• Las personas que por sus condiciones de salud deben evitar los azúcares, no deberán consumir la miel pues contiene estos elementos. 

TIP: Si se mantiene en un recipiente bien cerrado, no se echa a perder, por lo que puede disponer de ella durante mucho tiempo, hasta por el lapso de un año.

Uso en la cocina
• Reemplace el azúcar con miel en las bebidas, cereales y postres. Por cada taza de miel usada en una receta, aumente 1/2 cucharada de polvo para hornear.
• Al preparar galletas, la miel reduce desmoronamientos.
• Para que las frutas se conserven frescas, puede bañarlas en una mezcla de miel con agua, evitando así que se tornen oscuras.
• La misma mezcla se puede usar para conservar frescos los vegetales.
• En el desayuno, prefiera acompañar su pan tostado con miel, en lugar de usar mantequilla.
• La miel reduce lo picante de los alimentos. Para conseguirlo, agregue una cucharada de miel. No notará el sabor dulce.
• Use la miel sobre helados, pasteles, panes o fruta, para añadirles sabor.
• Combine mostaza con miel y úsela para untarla en emparedados, en el pollo empanizado o como una salsa para vegetales.
• Unte un poco de miel a la carne cuando aún esté cruda y otro poco cuando ya esté sobre el asador; le proporcionará un sabor especial. 

Ponga energía a su día
• Es una gran fuente de energía especialmente cuando se la consume antes de hacer ejercicios físicos, ayudando a la persona con su resistencia, y a recuperar la energía después de una carrera o de hacer ejercicios fuertes. Retrasa la fatiga.
• En las mañanas, puede agregar una cucharada de miel a su jugo, licuado, cereal o yogur.
• Endulce su café o té con miel.
• Cuando se ingiere, la miel ayuda a mitigar el hambre y el cansancio.

En todas partes del mundo la miel es considerada como un regalo de la naturaleza y un alimento que además de su delicioso sabor, tiene propiedades nutricionales y medicinales. Es una fuente segura de alimento para los niños mayores de un año y para los adultos. Es muy recomendable para personas que necesitan un aporte extra en su alimentación, porque proporciona toda la energía que necesitan. No debemos desaprovechar este regalo de la naturaleza

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes