Tónico cardíaco: Ayuda con la circulación sanguínea, previene el colesterol, rebaja la presión alta, combate la arteriosclerosis y estimula la formación de glóbulos rojos, siendo beneficioso en el caso de anemias.

Tomar el zumo de 1 limón junto con agua. Añadir un limón diario hasta llegar a 12. Luego invertir el proceso, rebajando hasta llegar a un limón al día.

Antioxidante: Elimina los radicales libres, responsables de muchas enfermedades, como el cáncer y las toxinas del cuerpo, especialmente de los metales pesados, que producen el deterioro del organismo.

Comer diariamente el tomate fresco en ensalada o cocinado porque facilita al organismo su absorción.

Expectorante: Facilita la expulsión de secreciones de los bronquios producidas por enfermedades del aparato respiratorio como la bronquitis y el asma.

Preparar un jarabe con una taza de limón, 1 nabo, 2 rábanos, 1 cebolla colorada y 3 cucharadas de miel. Tomar varias cucharadas al día.

Depurativo: Limpia el organismo a través de la eliminación de las toxinas.

Preparar un jugo con 3 ramas de espinaca, 1 tallo de apio, 4 ramas de berro, 4 zanahorias y 4 hojas de brócoli.

Para síntomas o enfermedades

Colesterol: Para reducir el nivel de colesterol y al mismo tiempo de los triglicéridos que agravan la salud de personas con problemas cardíacos y de presión alta.

Preparar jugo de toronja y a éste mezclarle apio, perejil y sábila. Tomarlo durante el día.

Pérdida de potasio: Con el fin de recuperar el potasio perdido por el efecto de medicinas diuréticas, diarrea u otros problemas de salud.

Mezclar medio vaso de zumo de naranja, con medio limón. Añadir el licuado de 2 zanahorias y 1 plátano.

Presión alta o hipertensión arterial: Se produce por un estrechamiento de unas arterias muy pequeñas denominadas «arteriolas» que regulan el flujo sanguíneo en el organismo. A medida que las arteriolas se estrechan (o contraen), el corazón tiene que esforzarse más por bombear la sangre a través de un espacio más reducido, y la presión dentro de los vasos sanguíneos aumenta.

Comer entre 1 a 3 ajos frescos o cápsulas de ajo al día, ½ cucharadita de extracto de ginkgo con agua 2 veces por día durante 2 a 3 meses, o bien el jengibre fresco, ¼ de cucharadita al día durante las comidas.

Osteoporosis: Ocurre como el resultado del desbalance en el proceso fisiológico de reposición de los huesos y pérdida de la masa ósea.

Incluir en la dieta cotidiana alimentos naturales como la col, aguacate, perejil, avena, cebolla y ajo. Tomar diariamente entre 3 y 6 vasos de té de una de estas hierbas o su mezcla: cola de caballoortiga, echinácea, diente de león y linaza.

Tos: Es un síntoma, no es una enfermedad por sí misma, sino un mecanismo de defensa del organismo que ayuda a eliminar partículas extrañas que son inhaladas o producidas dentro de la vía aérea.

Mezclar bien ½ taza de agua caliente, ¼ cucharadita de sal, ½ cucharadita de miel de abeja y ½ limón amarillo. Tomar una cucharada de esta bebida 3 veces al día.

Estreñimiento: Se produce por el mal funcionamiento del intestino debido a varias causas, entre las que están una alimentación inadecuada, falta de ejercicio e ingestión de poco agua.

Para prevenir el estreñimiento poner a remojar una cucharada de semillas de linaza durante la noche. Al siguiente día tomar esa agua antes del desayuno y mejor si se le añade un par de ciruelas pasas. Si se desea un laxante, se doblará la dosis y se la tomará dos veces al día.

Quemaduras menores: Que son las que ocurren generalmente en la casa o quemaduras por haberse expuesto al son sin un protector solar.

Machacar las hojas frescas de col, mezclarlas con una cucharadita de aceite de oliva y aplicar como cataplasma sobre el área afectada. Cambiar cada 15 minutos. Para las quemaduras solares, hacer una infusión de una cucharada de tila por cada taza de agua y aplicar el líquido resultante sobre la zona afectada.

Amigdalitis: Se produce cuando las amígdalas están muy expuestas a infecciones, se inflaman, aumentan de tamaño y en ocasiones hasta tienen unos puntos de pus. 

Hacer gárgaras de zumo de limón recién exprimido con miel cinco veces al día.  Cada vez que haga las gárgaras, se recomienda lavarse los dientes para evitar el efecto corrosivo del limón. También mezclar 1 cucharada de miel, 1 cucharada de sidra (vinagre)  de manzana y 8 onzas de agua tibia. Luego, tomar lentamente en sorbos sin que se enfríe. Finalmente preparar un jugo curativo con 3 zanahorias, 1/2 taza de agua  y 6 fresas picadas.  Para ello, se debe licuar los ingredientes por 3 minutos y beberlo.

Fiebre común: Es una alteración en el funcionamiento normal del sistema de cada persona, y un síntoma de la presencia de alguna infección.

Mezclar el jugo de una naranja en un vaso de agua tibia y tomarla cada dos horas, durante todo el día. Aplicar compresas frías en la cabeza y cada tres horas, dejándolas por unos 45 minutos. Poner botellas de agua caliente en los pies.

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes