Síntomas, causas y tratamientos para aliviar y combatir las enfermedades inflamatorias del intestino que incluyen la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa

En Estados Unidos existen 1,6 millones de personas que padecen la enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa, una condición que se conoce colectivamente como enfermedades inflamatorias del intestino, o IBD. Estas afectan el tracto gastrointestinal, el área del cuerpo donde tiene lugar la digestión. Las IBD causan inflamación del intestino y pueden conducir a síntomas y complicaciones constantes. Aunque no existe una causa conocida o una cura para la IBD, existen muchos tratamientos efectivos para ayudar a controlarla.

Síntomas y complicaciones

1. Los síntomas varían de leves a severos y pueden incluir cualquiera o todos de los siguientes:

• diarrea persistente,

• dolor abdominal o calambres,

• sangrado rectal,

• fiebre y pérdida de peso,

• fatiga,

• irritaciones en las articulaciones, la piel o los ojos,

• retraso en el crecimiento de los niños.

2. La enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa son impredecibles. Algunas personas no tienen síntomas activos durante algún tiempo (también conocido como remisión). Otros requieren hospitalizaciones frecuentes y cirugía. Los síntomas pueden variar en naturaleza, frecuencia e intensidad.

3. Tomar medicamentos según lo recetado por un médico puede ayudar a controlar los síntomas, la inflamación y cualquier complicación que pueda surgir, como desnutrición o anemia.

4. Las colonoscopias regulares se recomiendan en pacientes con IBD para monitorear la inflamación y cualquier crecimiento que potencialmente pueda ser eliminado, o cambios que ocurren dentro del colon.

Tratamientos

Actualmente hay medicamentos disponibles para ayudar a controlar los síntomas de la enfermedad y la inflamación. Los más comúnmente recetados son los aminosalicilatos (5-ASA), corticosteroides, inmunomoduladores, terapias biológicas y antibióticos.

En ocasiones, se recomienda la cirugía cuando los medicamentos ya no controlan los síntomas, cuando hay obstrucciones intestinales o cuando surgen otras complicaciones.

Factores emocionales

La IBD no solo afecta el cuerpo físicamente. También puede haber efectos en la salud mental. Los sentimientos de ansiedad y depresión pueden ser muy comunes en la IBD, ya que los pacientes aprenden a lidiar con la vida cotidiana. Es importante no ignorar estos síntomas invisibles y buscar apoyo o hablar con su médico sobre cualquier problema emocional. EC

Para más información, visite www.crohnscolitisfoundation.org

Contenido de NAPS

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes