Qué son, cómo ayudan y dónde se encuentran algunos minerales poco comunes como el cromo, el yodo y el manganeso

Esta es una breve descripción de 5 minerales de baja concentración que el cuerpo necesita:

1. Cromo: Ayuda con las funciones de la insulina y el metabolismo de la glucosa. No obtener suficiente cromo puede conducir a síntomas que imitan la diabetes, alteración de la tolerancia a la glucosa y la necesidad de mayores niveles de insulina. Una dieta bien balanceada que incluye frutas, verduras, carne, pescado y granos debe cubrir sus necesidades dietéticas de cromo.

2. Cobre: es un componente de muchas enzimas implicadas en funciones clave como la producción de energía, el metabolismo del hierro, el tejido conectivo sano, la neurotransmisión y la producción de hemoglobina. Las deficiencias de cobre pueden ocurrir por desnutrición, mala absorción o consumo excesivo de zinc. El cobre se produce en una amplia variedad de alimentos y es más abundante en carnes de órganos, mariscos, nueces y semillas, cereales de salvado de trigo y productos de grano entero.

3. Zinc: es necesario para el crecimiento normal y el desarrollo en los niños, el buen funcionamiento del sistema inmunológico, muchas funciones neurológicas y la reproducción. La deficiencia dietética de zinc puede causar alteraciones en el desarrollo, anemia, erupciones cutáneas y anomalías neurológicas. Los alimentos ricos en zinc son las ostras, la carne de res, la carne de cangrejo, el pollo de carne oscura y el pavo, el cerdo, el yogur, la leche, los anacardos, los garbanzos, las almendras, los cacahuetes y el queso.

4. Yodo: La deficiencia de yodo puede tener efectos perjudiciales en el cerebro en desarrollo y puede causar deterioro mental y retraso en los niños. Unos 120 países fortalecen la sal con yodo para contrarrestar la deficiencia de este elemento. Los mariscos son una excelente fuente de yodo dietético. Los productos lácteos, granos, huevos y aves de corral contribuyen sustancialmente a la ingesta dietética de yodo en los Estados Unidos.

5. Manganeso: es un ingrediente y facilitador en muchas enzimas que tienen beneficios antioxidantes para una multitud de funciones metabólicas, el desarrollo óseo y la cicatrización de heridas. Las fuentes ricas de manganeso incluyen granos enteros, nueces, verduras de hojas y tés. EC 

Con información de Franz Gliederer y Joy Stephenson-Leyes, y Proactive Health Labs

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes