El reconocido presentador de televisión habla de su experiencia como diabético y sobre los mitos que existen sobre el control de esta enfermedad 

La diabetes es una condición que no respeta edad, raza, posición social, ni popularidad. El reconocido animador de televisión, Don Francisco, es una prueba de ello. Lleva 16 años controlando esta enfermedad que le detectaron a los 60. “Por eso me pareció muy interesante y muy bueno que yo pudiera participar en esta campaña en la que yo mismo me voy a educar también sobre la diabetes”, dijo el presentador.

La campaña a la que se refiere Don Francisco se llama “Basado en Hechos”. “Es una nueva iniciativa de concientización porque hay muchos mitos sobre la diabetes tipo 2”, señaló el comunicador, quien agregó que los hispanos en EEUU tienen un alto índice de esta enfermedad y que hay muchos que se supone no han sido diagnosticados y que no saben que con un tratamiento a tiempo pueden evitar muchos problemas serios.

En el caso del popular conductor, dijo que contrajo la enfermedad por cuestión hereditaria. “Mi madre y mi abuelo por el lado de mi madre eran diabéticos. Yo nací pesando 12 libras, un peso muy alto, y según me comentaron tenía relación con la diabetes que tenía mi mamá. Entonces desde muy joven empecé a cuidarme y yo creo que pude atrasar su aparición hasta que cumplí los 60 años”, explicó.

De acuerdo a Don Francisco, existen muchos mitos alrededor del cuidado de la diabetes, por ejemplo:

Mito #1. Tengo diabetes porque no me cuidé. “Cuando alguien tiene diabetes a veces se siente avergonzado (que no fue mi caso) y se siente aislado porque piensa que no se cuidó. Eso es un mito. La realidad es que la diabetes es el resultado de una serie de factores. La historia familiar, la historia médica, la etnia y la edad también juegan un rol en la predisposición de una persona a la diabetes”.

Mito #2. Mi vida va a cambiar completamente. “Algunas personas piensan que con el tratamiento de insulina su vida va a cambiar completamente. Eso no es verdad, usarla una vez al día es un paso que se puede emplear en la rutina diaria sin ningún problema como parte de su tratamiento”.

Mito #3. Tengo que seguir una dieta estricta. “Eso depende de lo riguroso de la enfermedad y de la etapa en la que uno esté. Yo estoy en una etapa en la que todavía estoy con medicamentos, no estoy en el paso de la insulina, aunque seguramente voy a entrar en esa etapa. Tengo que controlar los hidratos de carbono (que se convierten en azúcar y grasa) y evitar los azúcares. El manejo está en no privarse de nada (salvo el azúcar), pero comer en modestas proporciones”.

Mito #4. No puedo disfrutar de las reuniones familiares porque no puedo comer la comida que me gusta. “Si la puede comer, pero lo tiene que hacer de manera muy racionada; tiene que controlar el tamaño de las porciones y estar siempre atento a la atención médica para recibir instrucciones sobre las comidas que debe evitar”.

Mito #5. ¿Si como saludable me puedo curar de la diabetes? “No, la realidad es que no hay cura en este momento, pero la diabetes se puede manejar con medicamentos, cambio de hábitos, comer saludable y hacer ejercicio regular”. EC

Para más información, visite www.basadoenhechos.com

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes