Es vital mantener una constante vigilancia sobre los factores que causan el aumento del nivel de glucosa en la sangre

 

Redacción EC

Para las personas que ya han sido diagnosticadas con diabetes, hay medidas de control para mantener a raya cualquier complicación.

La función de la insulina y de otros medicamentos para la diabetes es disminuir el nivel de la glucosa en la sangre cuando la dieta y el ejercicio por sí solos no son suficientes para controlar la enfermedad. No obstante, la eficacia de estos medicamentos depende del momento y tamaño de la dosis. Además, cualquier otro medicamento que usted tome para alguna afección diferente a la diabetes también puede afectar el nivel de la glucosa en la sangre.

¿Qué se debe hacer?

• Guardar la insulina en forma adecuada.  La insulina que no se almacena adecuadamente o que está vencida posiblemente haya perdido su eficacia.

• Informar al médico sobre los problemas. Si los medicamentos para la diabetes hacen descender demasiado el nivel de glucosa en su sangre, podría ser necesario ajustar las dosis y el momento de administración.

• Ser cauteloso con los medicamentos nuevos. Consulte con el médico o farmaceuta si el medicamento podría afectar sobre el nivel de glucosa en la sangre.

Cuando uno está enfermo, el cuerpo produce hormonas vinculadas al estrés que ayudan a combatir enfermedades, pero que también pueden subir el nivel de la glucosa en la sangre. Además, el control de la diabetes podría igualmente complicarse por los cambios en el apetito y en la actividad normal.

¿Qué se debe hacer?

• Planificar con anticipación. Colabore con el equipo de atención médica a fin de preparar un plan para cuando esté enfermo. Incluya las instrucciones sobre qué medicamentos tomar, con cuánta frecuencia debe medir el nivel de glucosa en la sangre y cetona en la orina, así como cuándo llamar al médico.

• Continuar tomando los medicamentos para la diabetes. No obstante, si no puede comer porque tiene náusea o vómito, comuníquese con el médico.

• Adherirse al plan de alimentación de la diabetes. Coma igual que siempre, si puede hacerlo, porque eso le ayudará a controlar el nivel de la glucosa en su sangre. Mantenga una provisión de alimentos suaves para el estómago, como gelatina, galletas saladas, sopas y puré de manzana. Beba bastante agua u otros líquidos que no añadan calorías, como el té, por ejemplo, para garantizar que permanezca hidratado.

EC

 

Información cortesía de Mayo Clinic

Anuncios de interés en Los Ángeles

Más artículos de interes