De acuerdo a un informe, alrededor de uno de cada cuatro niños podría tener problemas de la vista que se pueden detectar al ver una película en tercera dimensión

Por el Dr. Tom Díaz, director médico, UnitedHealthcare

La temporada de verano se relaciona con una gran cantidad de estrenos de cine. Muchas de estas cintas están cargadas de acción y efectos especiales que se aprecian mejor con la tecnología 3-D.
Pero, ¿sabía que las películas 3-D pueden ser un indicador valioso de problemas de la vista subyacentes entre los jóvenes y adultos? El informe “3D in the Classroom”, de la Asociación Estadounidense de Optometría (American Optometry Association, AOA) indica que las películas 3-D tienen el potencial de ayudar a identificar problemas de la vista que podrían pasar desapercibidos. Esto se debe a que la tecnología 3-D requiere que los ojos procesen la información de una nueva manera.

Según el informe, alrededor de uno de cada cuatro niños podría tener problemas de la vista que se pueden detectar al ver en 3-D. Después de mirar una película en 3-D.

busque los siguientes signos:

• Molestias: cansancio de la vista cuando los ojos tienen dificultad para trabajar en equipo durante largos períodos.

• Mareos: similar a las náuseas que sufren algunas personas al viajar en auto (cinetosis) debido a una alineación deficiente de los ojos.

• “Discapacidad” de profundidad: la incapacidad para apreciar la vista en 3-D. Su experiencia podría ser menos vívida que la de otras personas que lo rodean.

Si usted o un miembro de su familia presenta estos síntomas, programe una visita con su oculista, quien le realizará un examen completo de la vista para determinar si existe algún problema y le recomendará el tratamiento necesario.

Un examen completo de la vista puede hacer mucho más que solamente mejorar o mantener su salud ocular: puede detectar enfermedades más temprano y también ayudar a mejorar su salud general. Los profesionales del cuidado de la vista pueden descubrir condiciones de salud sistémicas que generalmente no están relacionadas con los ojos, como la esclerosis múltiple, la diabetes, la presión arterial alta, la artritis reumatoide, el colesterol elevado y la enfermedad de Crohn.

Un estudio reciente de reclamos de seguro realizado por UnitedHealthcare reveló que el 6 por ciento de estas condiciones crónicas fueron identificadas primero por oculistas. Para algunas enfermedades, incluida la esclerosis múltiple y la diabetes, los profesionales del cuidado de la vista identificaron el 15 por ciento de los participantes del estudio diagnosticados con condiciones crónicas.

Esto se debe a que los ojos contienen vasos sanguíneos, nervios y otras estructuras que pueden verse afectadas por las enfermedades crónicas. Los ojos son una ventana que permite ver la salud general de una persona y, por esa razón, los oculistas pueden cumplir una función decisiva en la identificación y el control de las condiciones crónicas.

En general, tanto los adultos como los niños deben visitar al oculista al menos cada dos años, o con la frecuencia recomendada por su proveedor de cuidado de la vista. Para obtener más información sobre la seguridad ocular en el verano y la relación entre la salud de la vista y la salud general, visite www.uhc.com/bridge2health. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles

Más artículos de interes