pechugas de pollo

Pechugas de pollo preparadas con miel y mostaza, quedan muy sabrosas debido a su preparación con miel y mostaza. Si quieres completar el menú para la comida, puedes servirlas con una buena ensalada y unas patatas hervidas de tamaño pequeño. Están  deliciosas. 

Pechugas de pollo con miel y mostaza

• ½ taza de miel

• 4 pechugas de pollo deshuesadas y sin piel

• ½ taza de mostaza en grano

• 1 cucharadita de albahaca

• 1 cucharadita de tomillo

• 1 cucharadita de perejil

• Una pizca de sal y pimienta

• Aceite de oliva extra virgen

Método de preparación

  1. Para preparar estas riquísimas pechugas primero tenemos que calentar un poquito de aceite de oliva en una sartén grande y cocinar las pechugas por los dos lados hasta que estén doraditas. Las podemos poner enteras o abiertas por la mitad.
  2. Las retiramos y ponemos en la misma sartén la mantequilla junto con la cebolla previamente cortada a trocitos lo más finamente que podamos. Las cocinamos hasta que lleguen a caramelizarse.
  3. En un recipiente mezclamos el ajo picadito, la pastilla de pollo desmenuzada, el agua, la miel, el azúcar y la mostaza. Añadimos la mezcla a la sartén donde se encuentra la cebolla, incorporamos las pechugas que tenemos reservadas y cocinamos tapado durante 5 minutos. Rectificamos el punto de sal si es necesario, removemos, retiramos y servimos.

Receta cortesía del “Reto Fitness” de la National Honey Board