Un experto señala cuáles son las señales a las que deben alertar a los padres para saber si su hijo es víctima de bullying 

Más del 43 por ciento de los adolescentes reportan haber sido acosados ​​cuando navegan por internet o las redes sociales. Además, un estudio encontró que los adolescentes tienen más del doble de probabilidades de decirles a sus compañeros sobre el acoso escolar que a los padres u otros adultos. Las víctimas de bullying y otros traumas tempranos a menudo provocan cicatrices emocionales que duran hasta la edad adulta, según lo explica el Dr. Bradley Nelson, autor del exitoso libro “The Emotion Code”.

“Muchos niños que son víctimas de la intimidación no piden ayuda porque temen que los vean como débiles o chismosos, o porque temen una reacción violenta de sus acosadores o el rechazo de sus amigos”, dice el Dr. Nelson. “Como resultado, los padres son a menudo los últimos en enterarse”.

12 señales de advertencia que los padres deben observar:

1. Trastorno emocional, ansiedad y depresión.

2. Dolores de cabeza frecuentes y dolores de estómago.

3. Fingir una enfermedad.

4. Lesiones inexplicables.

5. Cambios en los hábitos alimenticios.

6. No dormir bien o tener pesadillas frecuentes.

7. Una caída en el rendimiento escolar.

8. No querer ir a la escuela.

9. Pérdida repentina de amigos.

10. Evitar situaciones sociales.

11. Baja autoestima.

12. Comportamientos autodestructivos que incluyen lesionarse, huir o hablar sobre el suicidio.

“Tome las medidas necesarias con la escuela y/o los padres de los acosadores para garantizar la seguridad del niño”, dice el Dr. Nelson. “Haga saber a su hijo que él o ella es valioso y que es seguro comunicarse con usted como padre o consejero”. EC

Más artículos de interes