Una vez iniciado el invierno la temporada de gripe atacó por dos frentes, ya que en esta ocasión tuvo características particularmente especiales con dos tipos de virus de la influenza que pueden amenazar nuestra salud: la influenza estacional y la H1N1.

Para ambos casos los médicos recomiendan la vacuna, pero a continuación encontrará razones adicionales –cortesía de la Fundación Nacional de Enfermedades Infecciosas– para considerar la inmunización como la opción principal para combatir estas infecciones:

1. Proteger a su familia es su responsabilidad. La mejor manera de hacerlo es que todos se vacunen. Incluso el niño más sano que nunca haya tenido gripe estacional corre el riesgo de contraerla y necesita vacunarse. Así de simple.

2. La gripe es más grave de lo que usted cree. Cada año, esta infección cobra la vida de alrededor de 100 niños en los EE. UU. y aproximadamente 20,000 son hospitalizados. Cerca de la mitad de los niños que mueren por gripe estaban sanos anteriormente. Además, la gripe constituye la octava causa principal de muerte en los Estados Unidos en personas de todas las edades.

3. La gripe puede agravar afecciones médicas crónicas. La vacuna contra la gripe estacional es segura, ha demostrado su eficacia con el tiempo y se prepara del mismo modo cada año. Por supuesto, como sucede con todos los medicamentos, las vacunas pueden verse relacionadas con algunos efectos secundarios leves y a corto plazo. La inmunización es la mejor manera de prevenir la gripe. La vacuna puede reducir las posibilidades de contraer gripe entre un 70 y un 90 por ciento y, si alguien se vacuna pero de todos modos contrae gripe, es muy probable que sea un caso que revista menor gravedad.

4. La inmunización de la familia ayuda a proteger a los más vulnerables. Los niños menores de 6 meses de edad son muy pequeños para ser vacunados contra la gripe, pero corren mayor riesgo de ser hospitalizados a causa de ésta. A fin de crear una coraza de inmunidad para los bebés, los padres deben vacunarse e inmunizar a sus otros hijos y a las personas que tengan un contacto cercano con el infante.

5. Su hijo no vive en una burbuja. Los niños comparten habitaciones cerradas en las escuelas y en las instituciones de cuidado infantil. Y seamos realistas, sus hábitos de higiene generalmente brillan por su ausencia. Su hijo está constantemente en contacto con otros niños, jugando y compartiendo elementos con ellos. No es sorprendente que cada año más niños sean quienes contraigan gripe en lugar de personas de cualquier otro grupo social. Por ello, cuando usted no puede estar cerca de su hijo para protegerlo, la vacuna lo hace.

6. ¿Por qué arriesgarse a contraer la gripe estacional anual? Este podría ser el año que acabe su suerte. Para prevenir que se enferme, sus hijos necesitan vacunarse.

7. Inmunizar a su familia es fácil. Además de su médico de atención primaria, muchos hospitales locales, clínicas, farmacias, tiendas minoristas e incluso algunos empleadores cuentan con centros de vacunación.

Para más información visite www.prevengalagripeinfantil.com

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes