Según el Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel (NIAMS, por sus siglas en inglés), entre 3 y 5 de cada 1,000 niños experimentarán desviaciones en la columna verte-bral que se considerarán lo suficientemente pronunciadas como para recibir tratamiento.

La escoliosis es un trastorno que consiste en desviaciones de la columna vertebral. Si bien algunos niños que la padecen necesi-an tratamiento, otros sólo necesitan observación periódica por parte del médico.

El tipo más común de escoliosis es la idiopática o de origen desconocido. Afecta principalmente a a los niños de 10 a 12 años y al inicio de la adolescencia. Las Niñas tienen una mayor predisposición a este tipo de escoliosis que los varones.

Varias investigaciones revelan que la escoliosis idiopática puede tener factores genéticos, y los niños cuyo hermano, hermana, padre o madre padece de ese trastorno, o si lo ha padecido con anterioridad, debe visitar regularmente al médico para someterse a pruebas y chequeos.

Aunque es común en niños mayores de 10 años, es importante destacar que los más pequeños también pueden padecer escolio-sis idiopática. La aparición precoz de esta enfermedad es más frecuente en Europa que en los Estados Unidos, pero los niños menores de 3 años pueden padecerla. Cuando un niño entre 3 y 10 años padece de escoliosis, se dice que se trata de escoliosis juvenil idiopática.

Causas y clasificaciones
La causa de la escoliosis se desconoce en la mayoría de los casos. La NIAMS estima que se ignora entre el 80 y el 85 por ciento de los casos. Los médicos buscan causas como lesiones o infección, y si encuentran desviaciones, éstas se clasifican en dos categorías:
• No estructurales. Una desviación no estructural de la columna vertebral es temporal, y puede ser provocada por trastornos subyacentes como el largo de la pierna o espasmos musculares. Incluso una enfermedad inflamatoria como la apendicitis puede provocar una desviación de este tipo. Cuando se le da tratamiento a la desviación no estructural, se soluciona el trastorno subyacente y se reajusta la columna.
• Estructurales. Las desviaciones estructurales de la columna son más serias, y pueden ser el resultado de un trastorno o enfer-medad de los tejidos. Las enfermedades neuromusculares como la parálisis cerebral o la distrofia muscular pueden provocar desviaciones estructurales, que también pueden ser resultado de un defecto congénito como hemivértebras, o sea, cuando un lado de una vértebra no se forma normalmente antes del nacimiento. Asimismo, las lesiones, las enfermedades metabólicas y reumáticas pueden provocar desviaciones estructurales.

Cuándo es necesario el tratamiento
Aunque cada caso de escoliosis es diferente, con frecuencia los programas de pruebas de detección en las escuelas revelan cual-quier trastorno, y determinan si hay necesidad o no de observación en la medida que el niño crece. En muchos casos, los niños enviados al médico por estos programas sólo presentan desviaciones mínimas que no requieren tratamiento. Si se necesita tratamiento, el niño pudiera ser referido a un especialista ortopédico en columna vertebral. A partir de aquí, el especialista puede recomendar uno de los métodos siguientes:
• Observación. Como los niños a los que se les ha diagnosticado escoliosis siguen creciendo, en ocasiones sólo necesitan observación. Si esto es lo que se recomienda, el médico lo examinará cada 4 a 6 meses. Si la desviación idiopática (la medida de la curvatura en la columna) se mantiene por debajo de 25 grados, la observación seguirá hasta el término del tratamiento.
• Corsé ortopédico de yeso. Cuando la desviación idiopática en casos de niños que siguen creciendo es mayor de 25 a 30 grados, el médico podría prescribir el uso de un corsé de yeso para evitar que la curvatura empeore. Cuando el niño llega al final de su crecimiento, el médico examinará los efectos de la desviación en su apariencia personal, y determinará si la curvatura se hace más pronunciada.
• Cirugía. En general, los médicos recomendarán cirugía en casos de niños que siguen creciendo y presentan una desviación superior a los 45 grados.

Información cortesía de Metro Editorial Services

Dirija sus comentarios a [email protected].

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes