Los jóvenes que se beneficien del programa Acción Diferida podrían calificar para recibir servicios de salud

Redacción EC | 24 de junio de 2013

Junto al alivio que supone no estar bajo la amenaza de una deportación, los miles de jóvenes que se amparen con el programa de Acción Diferida podrían incluso solicitar Medical si demuestran ser de bajos ingresos. Un hecho que muchos ignoran.

Incluso muchos de los defensores de la salud en California que trabajan con jóvenes inmigrantes no saben que los beneficiarios del programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) podrían calificar para el Medi-Cal financiado solamente por el estado.

El pasado agosto, la administración de Obama inició el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, dando a los jóvenes indocumentados que han crecido en Estados Unidos la autorización para vivir y trabajar en el país por un periodo renovable de dos años. Sin embargo, dos meses más tarde, anunció cambios en las políticas que señalan que, mientras podrían disfrutar el alivio de la deportación no serían elegibles para programas federales, incluyendo el seguro médico.

La decisión del gobierno efectivamente niega a los beneficiarios de DACA el acceso a cuidado de salud asequible. Pero hay muchos afortunados que viven en California, uno de pocos estados que ejecuta un programa paralelo de Medical, financiado exclusivamente con fondos estatales.

“California fue uno de varios estados con un gran numero de inmigrantes que estaban en desacuerdo con la prohibición y optaron por seguir financiando el programa de seguro de salud para los inmigrantes de bajos ingresos, independientemente de cuánto tiempo habían residido en los Estados Unidos, siempre que cumplieran todos los criterios de elegibilidad para el Medi-Cal normal”, dijo Tanya Broder, abogada principal del Centro Nacional de Leyes de Inmigración. Sólo que el programa se ejecutaría con fondos estatales.

“Muchos jóvenes aquí nunca van a ver a un médico o un dentista cuando lo necesitan, y muchos de ellos tienen problemas dentales”, dijo López. “Ellos necesitan tener exámenes físicos y obtener atención preventiva. El tener acceso a Medi-Cal hará una gran diferencia para ellos y sus familias, comentó Arcenio López, director asociado de la organización comunitaria del proyecto Mixteco/Indígena (MICOP) en Oxnard.

Esto sin duda es otro aliciente para que los miles de jóvenes que no se han inscrito al programa de Acción Diferida no dejen pasar meas tiempo y aprovechen que también podrán contar con servicios médicos primarios y de emergencia. EC

Información cortesía de New America Media

Anuncios de interés en Los Ángeles

Más artículos de interes