Miriam cuenta que sus padres llegaron a este país buscando nuevas oportunidades de vida, lo cual agradece porque ahora tanto ella como su hermano, tienen diferentes opciones para desarrollarse como profesionales. Con sólo 17 años de edad, esta joven tiene claramente definidas gran parte de sus metas. Actualmente, se encuentra estudiando dos licenciaturas: una en Administración de Empresas y otra en Comunicaciones; luego planea continuar durante cuatro años más y obtener una maestría en Leyes.

Conociendo otras culturas

Además de inglés, esta joven habla la lengua materna de sus padres y estudió francés por tres años, idioma que tuvo la oportunidad de poner en práctica durante un viaje a Europa de 10 días que realizó con algunos compañeros de clase y un profesor. La experiencia de conocer cinco países la califica como excelente: “aprendí cómo vive la gente en otros países, me di cuenta que tienen costumbres diferentes, pero al mismo tiempo son similares a los que vivimos aquí”. Además de esta experiencia, ella ha visitado en diferentes ocasiones los respectivos países de origen de sus padres.

Pasatiempos y otras actividades

Para obtener más créditos antes de ingresar a la universidad, Miriam tomó algunos cursos en un Colegio Comunitario. Otra actividad que realizó, mientras se encontraba en la escuela secundaria, fue colaborar como tutora de niños que cursan la escuela elemental: “ayudaba a los estudiantes de tercer y quinto con lectura, matemáticas, y los aconsejaba poniéndoles como ejemplo mis propias experiencias. Durante tres años realicé éste trabajo comunitario, pero luego no pude continuar debido a que estuve cuatro meses realizando mi internship en Northrop Grumman Incorporation, una corporación de aviación, donde trabajé como business administration assistant”. Otras actividades que disfruta Miriam son hacer ejercicio, correr, jugar baloncesto con sus amigos, salir de paseo con su familia y tocar la guitarra. Miriam tiene planificado iniciar un negocio que sería administrado por ella y su familia. También piensa especializarse en leyes de inmigración o dedicarse a casos legales corporativos.

Miriam aconseja a los estudiantes que se involucren con la comunidad porque quienes otorgan becas toman en cuenta no sólo las calificaciones, sino también el trabajo que llevan a cabo los estudiantes en la comunidad. También recalcó que ser inmigrante no es un impedimento para progresar en este país. “¡Todo es posible!”.

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes