José nació en Laredo, Texas, al igual que sus dos hermanas mayores y sus dos hermanos menores, mientras que sus progenitores son nativos de Nuevo Laredo, México, lugar de donde emigraron hacia los Estados Unidos hace poco más de 30 años.

Padres excepcionales

“Mis padres migraron buscando mejores oportunidades para la familia”. Su mamá permaneció en casa, mientras su padre se ocupaba en varios trabajos ocasionales con salarios mínimos. Cuando trabajaba en un restaurante, en ocasiones tomaba alguna comida que sobraba para alimentar a su primogénita. Desde hace 20 años, su padre trabaja para una compañía donde realiza un trabajo pesado bajo temperaturas que superan los 100°F y “jamás se ha quejado porque disfruta sabiendo que de esa forma puede proveer bienestar a su familia”. José comprende muy bien ese tipo de trabajo porque a los 12 años tuvo la oportunidad de realizarlo. “Mis padres son las personas que más han influido en mi vida”;  su hermana mayor también ha sido su modelo a seguir por ser una excelente estudiante.

El trabajo duro tiene sus recompensas

Al principio José no tenía idea de las implicaciones de sus acciones en su futuro académico. Cuando lo comprendió empezó a esforzarse, al punto que su GPA al egresar de la escuela secundaria fue de 3.8. Sus materias preferidas son matemáticas y psicología, además de “sentir mucha pasión por aprender diferentes lenguas”.  José habla inglés y español, y empezó a estudiar japonés al regresar de su viaje a Japón, donde estuvo el verano pasado gracias a una beca que recibió. Este otoño piensa viajar a Italia para aprender el idioma de ese país. Sus esfuerzos se han visto recompensados debido a las diferentes becas que ha recibido de compañías privadas, bancos, de la universidad donde estudia, y una que le permitirá viajar a Washington, D.C. el próximo verano, una vez concluido su primer año en la Universidad de Texas.

Sus planes: seguir viajando

“Me encanta viajar –dijo José– por lo que me gustaría se parte de una firma que me dé la oportunidad de trabajar en otros países para vivir nuevas experiencias. También deseo empezar mi propio negocio de bienes raíces, por lo que mis estudios en negocios me ayudarán a lograr este objetivo”. Además de ser un estudiante dedicado, a José le gusta tocar la guitarra y los tambores. También señaló que se siente orgulloso de saber que ha satisfecho el deseo de sus padres de obtener una buena educación y aprovechar las oportunidades.

José aconseja a otros estudiantes que deben recordar que hay personas que creen en ellos y los ayudan a mejorar, tal como sus padres lo hacen. “No olviden a nadie, demostrándoles que su determinación y acciones representan a una creciente población de latinos distinguidos”.

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes