Durante la primaria formó parte del Magnet Program, una especie de cursos más intensivos que los regulares, en los que el alumno da todo su potencial asegurando un mejor nivel académico.

El cambio a la escuela secundaria John Marshall fue difícil para Marisol. En este centro no pudo continuar en el programa Magnet y en materias como Ciencias tuvo que estudiar extra en horas de recreo o después de la escuela para poder alcanzar el nivel necesario. Los maestros siempre la ayudaron y de entre ellos guarda un especial cariño a su profesora de Ciencias Sociales de noveno grado, quien la motivó a aprender acerca de la estructura social.
Marisol está muy involucrada con organizaciones comunitarias importantes como el Neighborhood Council. Esta agrupación del municipio de Silver Lake cuenta con 15 miembros que representan a la ciudad en diferentes comités: planificación del uso de terreno, obtención de servicios para ciertos grupos y otros temas de relevancia para la comunidad. Desde que contaba 16 años participa activamente en este Concejo y ahora con 18 años ha aprendido que a través de la organización y juntas se pueden llegar a cambiar muchas cosas. Otro de las asociaciones en la que Marisol trabaja es LACAAW (Los Angeles Commission on Assaults Against Women). En ella trata de educar a estudiantes y jóvenes sobre la eliminación de la violencia y el acoso sexual contra la mujer.

Su pasatiempo favorito es la lectura y su libro favorito es Juventud en Extasis del autor Carlos Cuauhtemoc Sánchez. Además, esta estudiante gusta de practicar ejercicio, correr y levantar pesas.

Esta alumna destacada asistirá el próximo año a la prestigiosa universidad de Harvard donde estudiará Government and Politics.

Recientemente Marisol ganó el premio Ford Espíritu de Superación. En este concurso se pedía a los estudiantes latinos del último año de secundaria una redacción sobre el tema: Como adulto joven, ¿cuál crees que debe ser la contribución de tu generación a la sociedad y por qué? En este ensayo la joven expresó su deseo de crear una mayor conciencia social en nuestra comunidad. Aunque Marisol consiguió anteriormente una beca para poder estudiar en Harvard, la ayuda económica recibida por Ford le ha supuesto un respiro para algunos gastos extras.

Su consejo a todos los estudiantes latinos es que no se den por vencidos y traten de buscar ayudar académica y económica en profesores, organizaciones y administración.

Marisol sueña acabar la universidad con éxito y una vez terminados sus estudios superiores poder ayudar como profesional a la comunidad.

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes