La transición a la escuela secundaria Los Angeles High School no resultó difícil para Mario. Por un tiempo practicó fútbol y boxeo, pero debió suspender estas actividades deportivas cuando en su 11avo grado se sumó al equipo de decatlón académico de su escuela. El grupo lo conforman de seis a nueve estudiantes que tras una preparación intensa de estudio por ocho meses —sin descansos de vacaciones o fines de semana— compitieron con alrededor de 60 escuelas públicas de California. Mario puso mucho empeño en el Decatlón Académico del pasado mes de febrero de 2004 y consiguió, junto a su equipo, dejar en muy buen lugar a su escuela. Este alumno eligió estudiar en Los Angeles High School por su programa Magnet del que piensa destaca del resto de las escuelas. Además, este centro de estudios secundarios tiene más variedad de estudiantes —anglosajones, afroamericanos, asiáticos, indoeuropeos, latinos, etc.— con los que interactuar y hacer amistad.

De sus profesores destaca a su entrenador del Decatlón Académico quien lo motivó para esforzarse y dar lo mejor de sí mismo. Aunque la lectura no es su fuerte señala que su libro favorito es Ender’s Game, novela de ciencia ficción del autor norteamericano Orson Scott Card.

El próximo curso Mario Roa asistirá a la prestigiosa universidad California Institute of Technology (CALTECH). A pesar de su entusiasmo por comenzar en uno de los centros universitarios más importantes del país, el joven no niega cierto temor al tener que competir con estudiantes ambiciosos y demostrar que sí será capaz de graduarse como ingeniero aeronáutico.

Mario piensa que para frenar la deserción escolar entre los jóvenes se debería incrementar el sistema de escuelas profesionales (Vocational School System). Según él, no todos los estudiantes están preparados ni motivados para acudir a la universidad. Carreras cortas como Mecánica, Asistente Médico, Electricista, etc., supondrían un futuro más cierto y real para muchos jóvenes.

Su consejo a los estudiantes latinos es estudiar duro, a la vez que anima a los padres a que se preocupen más por los estudios de sus hijos y los motiven a continuar en la escuela.

Mario no tiene un sueño en especial, aunque le gustaría ser capaz de acabar su carrera de Ingeniería Aeronáutica en CALTECH para poder tener un futuro lleno de posibilidades.

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes