Cómo obtener subvenciones y becas, cuáles son los vehículo de ahorro disponibles y datos sobre el costo de la universidad

Ahorrar para la universidad es una de las metas financieras más importantes para estudiantes y padres, y por una buena razón: En 2019-2020, el costo promedio de matrícula, tarifas, alojamiento y comida en las universidades públicas fue de $21,950, según datos de el College Board; el costo promedio de asistir a una universidad privada fue de $49,870; al estudiante promedio le tomará 21.1 años pagar su deuda estudiantil. Si piensa que tiene que haber una alternativa para no gastar tanto, tiene toda la razón.

La buena noticia es que existen excelentes opciones de ahorro disponibles para padres y estudiantes que pueden ayudar con los gastos educativos. 

Cómo calcular el costo de la universidad

La universidad es cara, así que planifiquen con anticipación. Hay tres pasos para calcular el costo de la educación superior:

• Elija el tipo de educación (universidad, escuela vocacional, aprendizaje, etc.).

• Estime el costo futuro teniendo en cuenta la inflación y las tendencias de los costos de los estudiantes.

• Considere cómo minimizar el costo total (ayuda financiera, becas, subvenciones, etc.)

El costo de la educación variará drásticamente según el tipo de educación que usted o sus hijos estén siguiendo. ¿Está planeando un aprendizaje, una escuela técnica o una universidad? ¿Será un colegio comunitario, estatal o privado? ¿Vivirá su hijo en casa o en el campus? ¿Está la facultad de derecho o de medicina en sus planes? Las opciones son infinitas, pero para la mayoría de las personas, calcular los gastos educativos significa calcular el costo de la universidad.

Estudiante latina con su ropa de graduación¿Cómo se puede minimizar el costo de la educación?

Hay tres tipos de ayuda financiera a considerar:

• Subvenciones y becas, que son premios o obsequios que no es necesario reembolsar.

Préstamos para estudiantes, que sí deben reembolsarse. Sin embargo, los intereses que pague por ellos pueden ser deducibles de impuestos.

• Programas federales de trabajo y estudio, que requieren que usted demuestre una necesidad financiera y que trabaje para recibir asistencia.

Para calificar para la ayuda financiera, todos los estudiantes deben completar la solicitud gratuita de ayuda federal para estudiantes (FAFSA). Los padres pueden maximizar la ayuda financiera que recibirán sus hijos poniendo tantos activos universitarios como sea posible a su nombre y eligiendo distribuciones de activos que no estén sujetos a impuestos. ¿Como hace eso? Mucho depende del tipo de vehículo de ahorro que elija. Esto es lo que necesita saber.

Estudiantes felices por su graduaciónLas 5 mejores cuentas de ahorro para la universidad

• Cuentas IRA. Son buenas para gastos de jubilación y educación. Las cuentas IRA brindan ventajas fiscales y tienen un bajo impacto en la ayuda financiera. Sin embargo, las distribuciones de una IRA cuentan el 50% para la contribución familiar esperada si es propiedad del estudiante y del 22% al 47% si es propiedad de los padres.

• Planes 529. Planes de ahorros educativos flexibles que ofrecen ventajas fiscales y un límite de contribución alto ($200K o más).

• Cuentas de ahorro para educación Coverdell (ESA). También conocidas como cuentas IRA para educación, ofrecen excelentes ventajas fiscales pero tienen restricciones de uso y límites de contribución más estrictos.

• Bonos del Estado Serie EE. Los bonos educativos son una inversión libre de riesgo (pero con rendimientos muy bajos) que también ofrece ventajas fiscales. 

• Cuentas de inversión privada. No hay límites en las contribuciones y tiene un control total sobre cómo invierte y gasta el dinero. Sin embargo, no existen ventajas fiscales y puede limitar el acceso a la ayuda financiera.

Si no está seguro de cuál es la mejor opción para su familia, hable con un planificador financiero. EC

Con información de SuperMoney

Anuncios de interés en Los Ángeles