Con algunos consejos y estrategias podrá aligerar su carga financiera solicitando becas

Redacción EC | 26 de julio de 2013

Muchas familias se ven imposibilitadas de poder mandar a sus hijos a la universidad debido, en la mayoría de los casos, al alto costo de la educación superior.

Según un informe dado a conocer por la organización College Board en el 2012, el gasto promedio por año para cursar una carrera de cuatro años en una universidad patrocinada por el estado totaliza actualmente $22,261 para alumnos residentes en el estado y $35,321 para los no residentes. Pero con algunos consejos y estrategias, podrá aligerar su carga financiera solicitando becas.

Mientras más dinero obtenga en becas, menos tendrá que pedir prestado. Como existen muchos tipos de becas –algunas se conceden en base a las necesidades, y otras se enfocan en los intereses del estudiante– hay que comenzar temprano y ser persistente. En internet puede usar servicios gratuitos de búsqueda de becas como Fastweb, CollegeBoard o Edvisors.

Si cursa estudios secundarios, los consejeros pueden darle orientaciones con respecto al tipo de becas que debe solicitar. Y si sabe en qué universidad va a estudiar, hable con la oficina de ayuda financiera para que le ayuden en su búsqueda.

También puede buscar fuentes de becas en su propia comunidad. Hable con las organizaciones comunitarias, y con el empleador de sus padres/tutores. Asimismo, las organizaciones religiosas, cívicas o bancos ofrecen a menudo programas de becas. Inscríbase en el programa CollegeSTEPS de Wells Fargo para recibir información adicional sobre la búsqueda de becas, consejos para planificar sus estudios universitarios y otros temas. Una vez inscrito, se le incorporará automáticamente al sorteo Wells Fargo CollegeSTEPS para alumnos de enseñanza secundaria y universitaria, quienes tendrán la oportunidad de ganar uno de 40 premios en efectivo por la suma de $1,000 que se pueden dedicar para los estudios universitarios u otros gastos.

Como las becas son “dinero gratis”, no tendrá que pagar absolutamente nada para obtenerlas. Desconfíe de los estafadores o de las compañías que solicitan un número de tarjeta de crédito por sólo realizar una búsqueda. Ahórrese ese dinero y hágalo usted mismo.

En cuanto haya identificado las becas y subvenciones que le interesan, tome nota de las fechas de entrega de solicitudes, y llene y envíe adecuadamente los formularios. Concédase tiempo suficiente para invertir en la “caza” de becas y el proceso de solicitud. EC

Información cortesía de Brandpoint

Anuncios de interés en Los Ángeles

Más artículos de interes