El Rebaño Sagrado arranca el Clausura 2014 con caras nuevas en la banca, en la cancha y en la directiva

Pepe Penales. Los Angeles | 3 de enero de 2014

De pena. Un año para el olvido. Un grande en desgracia. El equipo más emblemático del fútbol mexicano, las Chivas Rayadas del Guadalajara, comienza el 2014 dispuesto a salir del hoyo y recuperar parte de su grandeza.

El cuadro tapatío tiene sus propios propósitos de Año Nuevo: salir de la crisis, no dejarse alcanzar por el América en el número de títulos ganados (11 para cada uno) y, sobre todo, recuperar la confianza y el respaldo de su numerosa afición.

El enfermo tendrá que poner de su parte. La sanación comienza desde adentro. Pero hay que darle una ayudadita. Vuelven al redil José Luis Real y Omar Bravo. Uno a corregir la identidad del conjunto y el otro a aportar su cuota goleadora. El chiverío presume un poderoso ataque con el Mochiteco completando el pokar junto a Fierro, De Nigris y Rafa Márquez Lugo.

La zona baja sufrió un reajuste que le permitirá ganar en solvencia y en solidez. Con la llegada del zaguero Jair Pereira y los tapones Israel Castro y Gerardo Rodríguez se busca el equilibrio en todas las líneas. El desconcierto ronda en la portería. Luis Michel anda como alma en pena mientras el arco será encomendado a Antonio Rodríguez. Fiel a su estilo, el “Güero” Real podría darles confianza y minutos a otros recién llegados, los juveniles Francisco Flores y Julio “La Momia” Gómez.

También la directiva tuvo sus remodelaciones con Paco Palencia como director deportivo y Juan Manuel Herrero como presidente. Es un nuevo comienzo. No se puede caer más bajo, ¿o sí?

Los tapatíos sienten calor. Las llamas del descenso están cerca. Motivo más que suficiente para poner toda la carne en el asador. Todos confían en que vendrán tiempos mejores.

En todo el 2013 Chivas solo acumuló un total de 28 míseros puntos de 102 disputados. Hoy, todo es optimismo. Se piensa en liguilla como primer objetivo y título como meta. Pero eso se verá con el correr de los partidos.

Vamos Chivas, saca el orgullo, saca el corazón. Es mejor tenerte como protagonista peleando en las alturas que verte arrastrándote en el lodo de la mediocridad. Tu mejoría le hará bien a todos, pero principalmente a tu historia, a tu legado, a tu gente. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles

Más artículos de interes