Aguilas y felinos tienen la consigna de ganar el título y de confirmar por qué son favoritos en esta liguilla

Pepe Penales. Los Angeles | 9 de mayo de 2013

El Volcán estalla en erupción cada vez que los Tigres juegan en casa. Un mar de amarillo envuelve y opaca cualquier rebelión del visitante, y allá donde va el equipo universitario, allá lo siguen miles de fieles.

Los felinos terminaron en la cima del campeonato. El fútbol ordenado, pero a veces mezquino, que le imprime el Tuca Ferretti a su pelotón le ha dado resultados. El primer lugar los obliga a ganar el título. Es lo único de valor que les queda esta temporada luego de hacerle el feo a la Libertadores y a la Copa MX.

Pero deben andar con pies de plomo. Ronda la maldición del primer lugar, y encima se sacaron, vaya ironía, al tigre en la rifa. El eterno rival regiomontano, Monterrey, les tocó en su primera serie. No podía ser peor, los Rayados venían de ganarle en el clásico norteño hace un par de semanas. Envalentonados, los de Vucetich les repitieron la dosis en el partido de ida jugado en el Tecnológico, ya en la liguilla. Tigres está herido, pero aún respira.

Al América le exige el título su historia, su afición, su grandeza, su temporada. El “Piojo” Herrera le ha dado al equipo un nuevo rostro, uno más atractivo y más efectivo. Tiene en sus filas al goleador del torneo, un “Chucho” Benítez que siempre responde en los momentos cruciales. Un acierto la contratación de Rubens Sambueza, la bujía que enciende el motor del ataque americanista.

El cuadro de Coapa ha tenido altibajos, pero se ha recuperado justo a tiempo para cerrar en buena forma. Su primer rival en la liguilla, Pumas, es un enemigo declarado. Con los del Pedregal no hay que bajar la guardia. Eso lo tuvo muy claro en el primer choque. Con personalidad y sapiencia, las Aguilas picotearon primero. Al leer esta nota usted sabrá si valió la pena el buen inicio en Ciudad Universitaria.

El resto del elenco tiene sus propias razones para campeonar. Cruz Azul amenaza con repetir lo hecho en la Copa. Atlas es la revelación y le urge un título. Santos quiere sorprender y Morelia busca trascender. Pero son América y Tigres los que arrancaron como favoritos en los nomios, al menos en el papel. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles

Más artículos de interes