La base para tener unas uñas saludables es tener una buena alimentación.  Es necesario que tomes suficiente agua y consumas bastante calcio. Esto no solamente ayudará a fortalecer las uñas y a desaparecer las manchitas blancas que en ocasiones aparecen en éstas sino que también toda tu piel se verá beneficiada. 

Para fortalecer aún más las uñas y ayudar a que crezcan más rápido existen varios remedios caseros: puedes frotarte ya medio diente de ajo o medio limón en las uñas antes de dormir. 

Ahora, si tienes las uñas un poco amarillas- ya sea por fumar o por el exceso de esmalte, para blanquearlas puedes remojarlas en una taza de agua con unas gotas de agua oxigenada y un poco de vinagre durante 10 o 15 minutos- esto ayudará a que vuelvan a su color natural.

Si utilizas esmalte con frecuencia, es recomendable que dejes descansar a tus uñas de vez en cuando e ir “al natural”.

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes