Los procedimientos cosméticos son menos dolorosos, requieren una estadía en el hospital más corta y tienen menos complicaciones potenciales

La cantidad de procedimientos cosméticos mínimamente invasivos realizados ha crecido cerca del 200 por ciento desde 2000 y en 2019, se espera que esta tendencia continúe.

Los procedimientos mínimamente invasivos usualmente son menos dolorosos, requieren una estadía en el hospital más corta (o ninguna) y tienen menos complicaciones potenciales. Otras ventajas incluyen el bajo costo y el poco o ningún tiempo de inactividad. Además, a muchos pacientes les gusta que haya menos posibilidades de que sus amigos noten un cambio dramático en su apariencia.

Según el Dr. Jerome Potozkin, autor del nuevo libro Botox and Beyond: Your Guide to Safe, Nonsurgical, Cosmetic Procedures, las nuevas tendencias que se espera que sean aún más populares en 2019 incluyen:

Inyectables. La accesibilidad de los inyectables significa que hay menos tiempo de inactividad para un procedimiento, menor costo y son menos invasivos. Los inyectables, los láseres y el rejuvenecimiento de la piel pueden ser procedimientos relativamente rápidos, a menudo con efectos visibles de inmediato.

Más tratamientos cosméticos por hombres. Ha habido un aumento lento pero constante en el número de hombres que buscan procedimientos cosméticos a medida que se va generalizando. El número total de procedimientos quirúrgicos estéticos realizados entre hombres fue de 1.2 millones en 2015, más del triple del número de hombres desde 1997.

Los procedimientos cosméticos exagerados disminuirán. Cada vez más, los pacientes desean mantener su estructura facial general, sus rasgos familiares heredados y, en general, desean parecerse a ellos mismos, pero con algunos ajustes refinados.

Menos turismo médico. Lo que alguna vez fue una tendencia emergente de personas que viajan a países extranjeros en busca de procedimientos cosméticos más baratos continuará disminuyendo. 

Estiramiento facial sin cirugía. Este procedimiento dirige energía de ultrasonido en lo profundo de la piel, lo que hace que se levante, se ajuste y promueva el rejuvenecimiento máximo de colágeno. “Los estudios muestran que la producción de colágeno continúa aumentando en las seis a 12 semanas posteriores al procedimiento, lo que da como resultado un aspecto más ajustado y contorneado que puede durar más de un año”, dice el Dr. Potozkin. EC

Con información de News and Experts

Anuncios de interés en Los Ángeles

Más artículos de interes