Todos deberían hacer algún tipo de planificación patrimonial mediante alguno de estos instrumentos legales

¿Cuántas veces no se escucha de pleitos y demandas familiares a causa de la herencia de alguien que ha partido? Pero aunque siempre pensamos que este asunto solo le pasa a los ricos debido a todos los bienes que poseen, lo cierto es que le puede pasar a cualquiera.

“Miles de personas pelean por dinero después de que alguien ha muerto, especialmente si el que se fue hizo poco o nada sobre la planificación de lo que sucedería con sus activos”, dice Ernie Burns, presidente y director ejecutivo de Burns Estate Planning y Wealth Advisors.

“La gente a menudo piensa, ‘Bueno, estoy casado, entonces todo va a pasar a mi esposa o mis hijos'”, dice el experto. “Pero no siempre funciona así, por ejemplo, en algunos estados, los hermanos podrían heredar parte de su patrimonio, aunque esa no fuera su intención”.

Es por eso que todos deberían hacer alguna planificación patrimonial, dice Burns. Algunas cosas a considerar incluyen:

Un testamento. Este es el más básico de los documentos de planificación de bienes, sin embargo, una encuesta de Caring.com señala que más de la mitad de los estadounidenses no tienen un testamento. “Un testamento puede proporcionar certeza y claridad, y eliminar las áreas grises cuando los bienes están pasando de una generación a otra”, dice Burns. “No sólo asuma que todo quedará en manos de la gente que quiere si no deja instrucciones específicas”.

Un fideicomiso. No todo el mundo necesita un fideicomiso, pero a menudo tiene sentido. “Básicamente, un fideicomiso le permite controlar sus bienes desde la tumba”, dice Burns. “Usted puede establecer ciertas restricciones, lo cual es especialmente útil si sus hijos son jóvenes o no manejan bien el dinero; de esta manera, usted podrá evitar que despilfarren su herencia en un santiamén”. Por ejemplo, una restricción podría evitar que reciban el dinero hasta que obtengan un título universitario.

Un poder legal. Es importante asignar a alguien poder legal, porque en caso de que usted llegara a quedar incapacitado esa persona puede hablar en su nombre y firmar documentos importantes. También podría obtener un testamento en vida para expresar y explicar sus deseos, algo que podría ayudar a su familia a tomar decisiones difíciles sobre su atención médica.

“Las leyes y las reglas siempre están cambiando, así que es mejor consultar con un profesional que entienda todos los matices de la planificación patrimonial”, concluyó el especialista. EC 

Con información de News and Experts

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes