Antes de poner manos a la obra, debe planificar el proyecto de pintura, saber qué herramientas va a necesitar y cómo preparar el área que va a pintar

Aunque parece fácil, darle una mano de pintura al interior de una casa o apartamento tiene sus inconvenientes; por eso, los expertos de Purdy Professional Painting Tools le ofrecen los siguientes consejos antes de poner manos a la obra.

1. Encuentre inspiración. Desde el color hasta los detalles más complejos, como el acabado de pintura, las puertas, el techo y más, comenzar su proyecto con un plan puede ayudarlo a evitar múltiples viajes a la tienda de mejoras del hogar. Recuerde, los detalles son importantes: incorporar los tipos y capas de pintura correctos, usar colores complementarios, comprar la cantidad adecuada de pintura y más.

2. Reúna las herramientas adecuadas. Parte del proceso de planificación incluye asegurarse de tener las herramientas adecuadas para el proyecto. Las brochas, los rodillos, la bandeja de pintura y un palo de extensión son los elementos básicos para el éxito de su proyecto. También debe considerar la escalera, espátulas, masilla y algunos trapos o trozos de tela.

3. Preparar el área que va a pintar. La planificación adecuada para su proyecto de pintura depende de qué habitación de la casa esté pintando. Las reglas básicas incluyen quitar todo de las paredes, incluidas las cortinas, la decoración y las cubiertas de los interruptores eléctricos. Debe usar tela o periódico para cubrir los pisos y quitar o bajar los accesorios de iluminación del techo, retirar de la sala mesas, lámparas, muebles y otros objetos móviles. Si esto no es posible, empuje todas las piezas hacia el centro de la habitación y cúbralas con telas o plástico.

No olvide preparar la superficie que vaya a pintar. Parche y lije cualquier agujero o imperfección. Luego limpie las superficies que planea pintar con agua tibia, lo que ayuda a eliminar la suciedad y el polvo que a veces impiden que la pintura se adhiera. 

4. Deje limpio el lugar. Las brochas y los rodillos deben lavarse inmediatamente después de su uso para garantizar que puedan volver a usarse. Use agua tibia y detergente suave para limpiar, luego deje que se sequen al aire. Si termina con pintura sobrante, puede ser útil guardar alguna para futuros retoques. EC

Con información de Family Features