Según EPA, los estadounidenses aplican 70 millones de libras de pesticidas anualmente al césped, árboles o arbustos y setos, alrededor de 10 veces más por hectárea que los utilizados en las granjas. Estos pesticidas pueden, en última instancia, penetrar en las fuentes de abastecimiento de agua potable e impactar en la vida de animales, insectos y otras criaturas. Además, los dueños de casas utilizan cortadoras y otros equipos de gasolina que tienen el potencial de contaminar el aire. Además, el riego del césped, arbolado y arbustos puede perjudicar el suministro de agua si se hace indebidamente.

No tienes que renunciar a tu pasatiempo de jardinería ni tu búsqueda del mejor césped de tu calle. Hay muchas maneras de disfrutar de un césped y jardinería saludable y hermosa, sin ser agente de un impacto negativo en tu vecindad y otros sitios aledaños. Estas son algunas ideas para lograrlo.

Alimentación orgánica – En vez de comprar abonos y fertilizantes químicos, busca fuentes naturales. Una capa de abono natural puede generar importantes nutrientes, y se crea de forma sencilla con restos de césped cortado, hojas secas y desechos de alimentos como tajadas de frutas, cáscaras de huevo y sobras de café molido.

Ojo con el riego – En vez de inundar el jardín, derrochando más de lo necesario, considera la utilización de sistemas subterráneos de irrigación o mangueras especialmente diseñadas para regar el césped y las plantas a nivel radicular. Algunos sistemas operan con un cronómetro y riegan temprano en la mañana o la noche, cuando el agua tiene el máximo potencial de beneficio para la vegetación. De otra forma, estarías regando inútilmente, pues los potentes rayos solares evaporan el agua, o, algo peor, pues reflejan la luz en las gotas y charcos de agua, perjudicando el césped.

Limitar el uso de pesticidas – O mejor aún, busca productos cuyas etiquetas manifiesten propiedades orgánicas o seguras para el medio ambiente. No subestimes los beneficios de insectos y animales que pueden ser de utilidad. Las mariposas, gusanos, aves, e incluso algunos escarabajos, pueden consumir insectos dañinos como pulgones, ácaros y otros consumidores de hojas. Incluso es bueno tener murciélagos alrededor, pues estos cazadores nocturnos comen miles de moscas, zancudos y mosquitos que pueden hacer de tu entretenimiento nocturno una pesadilla.

Elección de la mejor mezcla de semillas – Consulta con el vivero o centro de jardinería más cercano, para conocer el tipo de semillas de grama más adecuadas para tu región. Además, infórmate acerca de cómo enriquecer la tierra para un crecimiento óptimo. El césped con mayores oportunidades de sobrevivir y retoñar de forma natural, sin necesidad de abundantes

fertilizantes o exterminadores de malas hierbas, es más seguro en materia de conservación medioambiental.

Corte adecuado – El corte exagerado del césped lo hace susceptible a enfermedades, insectos y sequía. Por esa razón es importante cortarlo a la altura apropiada. El vivero local puede asesorarte al respecto, o también puedes consultar la bolsa de semillas. Si el césped es extenso, córtalo en dos etapas para que alcance la altura adecuada, y no corras el riesgo de dañarlo.

Con ciertas técnicas simples, podrás garantizar la belleza del césped y su contribución a la conservación del medioambiente.
Proporcionado por Contexto Latino

SHARE

Más artículos de interes