Louis Barajas | 12 de diciembre de 2011

Dedíquele un tiempo a leer esta lista, donde encontrará ideas prácticas y convenientes para empezar a ahorrar de cara al futuro.

1: “Estoy muy ocupado”. Mucha gente piensa lidiar con el retiro ‘para otro día’, y cuando menos lo esperan, ya pasaron muchos años. El mejor consejo es dejar de aplazar los planes y comenzar a ahorrar desde hoy.

2: “Es muy pronto”. La verdad es que mientras más pronto comience su plan, mejores oportunidades tendrá de tener un retiro placentero. Nunca es demasiado pronto, mucha gente comienza a ahorrar después de cumplir los veinte años de edad.

3: “Es muy tarde”. Si se encuentra cerca o ya pasó la fecha de elegibilidad para su retiro, quizás piense es muy tarde para hacer algo al respecto. Hable con un profesional, aunque ya se haya jubilado es importante saber de donde está recibiendo ingresos y cuánto le durarán.

4: “No lo necesito”. La gente cree que porque han contribuido regularmente en su cuenta de ahorros, están cubiertos. Ahorrar para su retiro es sin duda una excelente idea, pero necesita un plan de distribución de ingresos al comenzar dicho retiro. ¿Está seguro que lo que ahorra será suficiente?, ¿Ha considerado un plan de distribución?, ¿Qué me dice de los impuestos?, ¿Y la inflación?, existen mejores opciones para usted, considere tomarse el tiempo de examinar y elegir la que mejor convenga.

5: “Mis finanzas son un desastre”. Esta es otra razón para buscar ayuda por parte de un asesor financiero quien le aconseje cómo comprender sus bienes y organizar sus ingresos. Tal vez cuente con un 401k de un antiguo empleador, un par de cuentas de ahorro, alguna herencia de un familiar fallecido, acciones que sus padres compraron a su nombre cuando era más joven… una situación como esta puede ser confusa, pero ignorarlo no mejorará su realidad. Considere hablar con un asesor quien le ayude a comprender y a crear un plan para arreglar el desastre que son sus finanzas. Tenga mucho cuidado si alguien dice ser planeador financiero y le cobra comisión al venderle un producto de inversión.

6: “No tengo suficiente dinero para comenzar”. A menos que sus cuentas por pagar sean exactamente iguales o mayores que sus ingresos netos, tiene lo suficiente para empezar. Ahorrar pequeñas cantidades es mejor que no ahorrar, y si planifica bien, esa cantidad eventualmente aumentará.

7: “El gobierno me ayudará”. La realidad es que quizás el Seguro Social no esté disponible para cuando usted se jubile, y aun asumiendo que lo esté, tal vez no sea suficiente para brindarle un ingreso decente. Mejor le sugiero crear un plan alternativo.

8: “Con mi ahorros y mi 401k, estaré bien”. Ahorrar para su retiro sin un plan de distribución de sus ingresos puede ser un error. ¿Cómo usará el dinero una vez que lo obtenga?, ¿Ha pensado en la inflación? ¿Los impuestos? Y si vive más de lo que le duren sus ahorros, ¿Qué pasará? Es buena idea planificar para un largo periodo de tiempo.

9: “No quiero ni pensar en ello”. La mayoría de la gente aplaza sus planes de retiro por evitar discutir asuntos financieros (o el tema de la vejez). Lo comprendo, pero considere que si comienza desde ahora no tendrá que pensar sobre el tema durante un buen tiempo.

10: “No sé cómo”. Si aplaza la planeación de su retiro por no saber cómo empezar, considere hablar con un profesional, busque uno que cobre por tarifa (no comisiones) y hable su idioma. EC

Louis Barajas, experto en finanzas, empresario y autor de libros. Web: www.louisbarajas.com

SHARE

Más artículos de interes