Descubra los síntomas y los tratamientos de un malestar que, a la larga, puede llevarlo al quirófano

Todo comienza generalmente después de haber ingerido una comida abundante con mucha grasa o picante. Entonces se siente como un fuego que nace en el estómago y que, como un volcán, busca salida hacia la superficie a través del esófago provocando una sensación bastante molesta.

El reflujo ácido conduce a la presencia frecuente de síntomas o a complicaciones, entonces cambia de nombre a enfermedad de reflujo gastroesofágico o ERGE, afección que suele requerir tratamiento. Si usted presenta síntomas de reflujo más de dos veces al mes, consulte a su médico para evaluar el problema.

El síntoma más común de la ERGE es la acidez estomacal frecuente, aunque otros signos y síntomas pueden ser de regurgitación de comida o líquido agrio, dificultad para tragar, tos, silbido del pecho y dolor del tórax, sobre todo al acostarse por la noche.

Cuando el reflujo es solamente una molestia ocasional o es leve, entonces todo lo que posiblemente se necesite sea un medicamento de venta libre para controlar los síntomas. Algunos ejemplos son los antiácidos que neutralizan el ardor estomacal y los fármacos conocidos como antagonistas de los receptores de la H2.

En algunos casos, realizar cambios en el estilo de vida también puede ayudar a controlar los síntomas de reflujo. Por ejemplo: ingerir comidas más pequeñas; evitar los alimentos que uno sabe que le producen ardor estomacal; permanecer en posición vertical después de comer; no fumar; y si uno está gordo, esforzarse por mantener un peso sano.

Si los medicamentos de venta libre y los cambios en el estilo de vida no fuesen suficientes para aliviar los síntomas, o si éstos se vuelven más graves u ocurren más de dos veces por mes, entonces es momento de acudir al médico, quien posiblemente recomiende medicamentos de venta bajo receta médica.

En los casos más graves de ERGE, en los que los medicamentos no son suficientes, la alternativa puede ser una cirugía y dependiendo de la situación, se pueden emplear varios procedimientos diferentes para impedir que el ácido estomacal ingrese al esófago. EC

Información cortesía del Dr. Jeffrey Alexander, de la unidad de gastroenterología de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes