Cinco medidas de seguridad para disfrutar con sus mascotas las actividades al aire libre este verano

Las altas temperaturas del verano no solamente afectan a las personas, las mascotas también pueden padecer los riesgos que acompañan a los días calurosos, sobre todo a la hora de realizar actividades al aire libre.

Para mantener a su mascota protegida en todo momento, siga las siguientes recomendaciones:

Bajo el sol. El sol puede afectar a su mascota, sobre todo si tiene pelo corto, piel blanca o rosada. Antes de salir aplíquele un protector solar especial para mascotas en las orejas y la nariz. Consulte con su veterinario sobre los protectores solares.

Ante el calor extremo. Las altas temperaturas pueden perjudicar la salud de su mascota. Realicen actividades al aire libre en la mañana o al final de la tarde, cuando suele hacer menos calor. Asegúrese que su mascota beba suficiente agua. Tenga especial cuidado con los cachorros y animales de edad avanzada, ya que pueden deshidratarse más fácilmente.

En el agua. Vigile siempre a su mascota cuando esté en el agua. Por ejemplo, tenga en cuenta que aunque muchos perros suelen ser buenos nadadores, una corriente fuerte los puede arrastrar en el mar, el río u otro canal de agua. Si su mascota está en una piscina, asegúrese que tenga un lugar por donde salir, como unos escalones o una rampa. Para mayor seguridad puede colocarle un chaleco salvavidas.

Contra los insectos. Las garrapatas, pulgas y otros insectos abundan en climas cálidos y pueden transmitir enfermedades. Bañe a su mascota con más frecuencia durante el verano utilizando un champú anti pulgas.

Al viajar en auto. Coloque a su mascota dentro de una jaula especial o amárrela al cinturón de seguridad con un arnés, de preferencia de plástico para evitar lesiones causadas por el metal caliente. No deje a su mascota sola dentro del auto cuando hace calor, incluso con las ventanillas abajo y en la sombra, ya que las temperaturas elevadas le podrían causar un golpe de calor.

Si observa que su mascota tiene jadeo constante, la lengua roja, vómitos, diarrea o la temperatura corporal elevada, llévela inmediatamente al veterinario. Podría tener insolación o estar sufriendo de calor extremo. EC

Con información de GobiernoUSA.gov y Contenido Latino

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes