Beneficios medicinales

• Excelente diurético que tiene una gran acción depurativa respecto a los cloruros y al nitrógeno.
• Cocida tiene un efecto calmante y previene el mareo.
• Sus enzimas favorecen la fijación de oxígeno por parte de las células, aliviando problemas del sistema y órganos de la respiración.
• Reduce los niveles elevados de presión sanguínea o hipertensión por su contenido de potasio.
• Combate eficazmente la gripe, las pulmonías y el resfrío común.
• Reduce el crecimiento de las células cancerígenas, especialmente del cáncer del colon.
• Tiene poderosas propiedades desintoxicantes.
• Contrarresta el insomnio.
• Tiene un alto contenido de vitaminas A, B, B6 y C y la parte blanca contiene también calcio.
• Acelera la circulación de la sangre y absorbe vitamina B1, lo que ayuda a reducir el estrés y la fatiga.
• Interviene en la síntesis de broncodilatadores, por lo que se le atribuyen propiedades antiasmáticas y expectorantes.
• Estimula las secreciones de las enzimas gástricas, por lo que contribuye al proceso de la digestión.

Cómo aprovechar la cebolla blanca

• Preparar un extracto de cebolla blanca y ajo y servirse el mismo diariamente para generar agentes que mantienen al corazón y al hígado libre de depósitos grasos, a las defensas inmunológicas alertas y a la piel en una condición saludable y radiante.
• El jugo de cebolla blanca es recomendado en los tratamientos de quemaduras, infecciones de hongos y parásitos.
• Licuar cebolla blanca, ajo, cebolla colorada, un poco de sal, pimienta y aceite de oliva, y tener esta mezcla lista en la refrigeradora para condimentar diversos alimentos.
• La mejor forma de consumirla es como ingrediente en todas las comidas que se preparan diariamente, porque además de su aporte medicinal, contribuye positivamente a mejorar el sabor de los alimentos que se preparan con ella.

Contraindicaciones

• No es recomendable para las personas que sufren de gota o de flatulencias. 

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes