Redacción EC | 7 de octubre de 2011

 

Para sobrellevar los efectos negativos de la economía actual, muchas personas están tomando decisiones que podrían ser peligrosas para su salud, esto de acuerdo a una encuesta sobre medicinas sin receta de Consumer Reports.

 

El 48 por ciento de los encuestados que actualmente toman una medicina recetada dijeron que para reducir los costos del cuidado médico, han aplazando una visita al doctor o un procedimiento médico, rechazando exámenes o han encargado medicinas más baratas del extranjero.

 

Los médicos podrían estar haciendo más por evitar a sus pacientes estos gastos excesivos. Por ejemplo, no todos los médicos recetan genéricos de forma rutinaria, lo que pueden constituir un enorme ahorro. De hecho, 4 de cada 10 encuestados (41%) dijeron que su médico sólo a veces, o nunca, les recomienda un producto genérico.

 

Algunos consejos para los consumidores:

• No deben cambiar la dosis de sus medicinas recetadas por su cuenta. Si les preocupa el costo, es mejor para los pacientes tratar el tema con su médico cuando les recetan medicinas, especialmente si la medicina se usa a largo plazo para una afección crónica. También puede hablar con la enfermera del consultorio o con un farmacéutico.

 

• Hable sobre la posibilidad de tomar un genérico en vez de una medicina de marca. Los genéricos usan el mismo ingrediente activo de las medicinas de marca, están regulados de la misma manera, y deben probar su “bioequivalencia”, que significa que liberan la misma cantidad del fármaco al mismo ritmo que su contraparte de marca.

 

• Los farmacéuticos pueden ser un recurso útil. Pueden recomendarle a un consumidor un programa de medicinas con descuento. Conocen las ventajas y las desventajas de las medicinas y sus costos, y probablemente tendrán un historial completo de las medicinas de una persona.

 

• Aproveche los suministros de las farmacias. Muchas cadenas de farmacias ofrecen un suministro mensual por unos 4 dólares o un suministro de tres meses por 10 dólares, aunque hay restricciones. Las farmacias locales independientes podrían estar dispuestas a igualar esos precios.

 

• Cuidado con las muestras gratuitas. Evite las muestras gratis cuando sea posible porque, por lo general, están disponibles para las medicinas más nuevas y más caras, para las que no hay genéricos disponibles, y eso puede costarle más al consumidor a la hora de comprar la medicina recetada. EC

 

Para más información visite www.ConsumerReports.org/health

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes