Luisa Fernanda Montero | 7 de noviembre de 2011

Antes de que un producto medicinal llegue a sus manos, tuvo que haber pasado por estrictos controles que demuestren sus cualidades y efectividad. Pero muchos artículos disponibles en el mercado no han pasado ese proceso.

Hay productos que pueden ser inofensivos, pero en la mayoría de casos los llamados “productos milagro” que se ofrecen como píldoras mágicas para adelgazar o para rejuvenecer, no sirven para nada.

De acuerdo con la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA), las medicinas fraudulentas son artículos cuya efectividad medicinal no ha sido comprobada.

El problema es que además de hacerle perder su dinero, estas supuestas medicinas por lo menos harán que el verdadero tratamiento que usted necesita para enfrentar su dolencia se retrase.

Desde el 2008, la FDA ha estado advirtiendo a los consumidores que eviten el uso de falsas medicinas que más de 28 compañías estadounidenses ofrecen en línea y que prometen curar el cáncer. Estos productos incluyen pastillas, tés, tónicos, bálsamos y cremas que se venden bajo 180 marcas distintas.

La FDA también ha detectado la presencia de más de 70 productos para perder peso que contienen ingredientes farmacéuticos inadecuados y químicos que no están en la etiqueta del producto, y que pueden representar un gran riesgo para la salud.

Y a pesar de que la eficacia de ciertos suplementos dietéticos es comprobada, como la de vitaminas, minerales, aminoácidos y encimas entre otros, la agencia advierte que no todos han sido probados en su efectividad.

Hay otros productos que prometen erradicar disfunciones eréctiles y mejorar ciertas capacidades disfrazados de suplementos dietéticos, pero no son más que drogas o medicinas ilegales que contienen ingredientes peligrosos.

Desconfíe de productos que aseguran ser rápidos y efectivos para toda una serie de males, de aquellos que usan ganchos publicitarios como “gran descubrimiento científico”, “cura milagrosa” o “ingrediente secreto”.

Entre las estrategias de venta preferidas de los vendedores de productos fraudulentos está asegurar que hay un número limitado del dichoso producto mientras ofrecen todo tipo de facilidades de pago y devoluciones de dinero.

Su médico será su mejor consejero, pero hágale caso a su sentido común y recuerde que este tipo de milagros no existen. EC

Información cortesía de La Columna Vertebral de La Red Hispana

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes