El uso excesivo de antibióticos sigue siendo rampante y afecta a una enorme cantidad de pacientes, ¿qué se está haciendo al respecto?

Muchas visitas al doctor o a salas de emergencias terminan con la prescripción de antibióticos, algo que no siempre es lo más indicado para el paciente. Así lo sugiere un nuevo estudio de Michigan Medicine, que señala que uno de cada diez niños y aproximadamente uno de cada seis adultos con seguro privado recibieron antibióticos que no necesitaron, al menos una vez en el 2016.

“El uso excesivo de antibióticos sigue siendo rampante y afecta a una enorme cantidad de pacientes”, dice el autor principal del estudio, Kao-Ping Chua, pediatra del Hospital C.S. Mott de Niños de la Universidad de Michigan. “A pesar de décadas de mejora de la calidad e iniciativas educativas, los proveedores siguen recetando antibióticos para enfermedades que podrían mejorar por sí solas”.

Los antibióticos fueron recetados en exceso para la bronquitis, el resfriado común y síntomas relacionados, como la tos, afecciones que los medicamentos no mejoran.

Entre los 3.6 millones de medicamentos recetados con antibióticos inapropiados, el 71 por ciento se escribieron en oficinas médicas, el 6 por ciento en los centros de atención de urgencias y el 5 por ciento en los departamentos de emergencia.

De acuerdo con un estudio reciente de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), los antibióticos son la causa principal de las visitas a la sala de emergencia por negativos efectos secundarios, que pueden incluir reacciones alérgicas, infecciones por hongos y diarrea.

A largo plazo, dice Chua, la mayor preocupación es que el uso excesivo de antibióticos está contribuyendo al desarrollo de bacterias resistentes a los antibióticos, lo que hace que las enfermedades que antes eran tratables con antibióticos se vuelvan intratables y peligrosas.

“La resistencia a los antibióticos es una de las mayores amenazas para la salud pública en el mundo, y la gran cantidad de antibióticos que los proveedores prescriben a los pacientes es un importante impulsor de la resistencia”, dice Chua. “Los proveedores deben eliminar con urgencia las prescripciones que no son necesarias, tanto por el bien de sus pacientes como de la sociedad”. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles

Más artículos de interes