La infección de los senos nasales o sinusitis –que con frecuencia se confunde con el resfriado o la influenza–, es una inflamación del tejido que cubre esa zona. En circunstancias normales, los senos nasales están llenos de aire. Sin embargo, cuando se obstruyen y se llenan de líquido, surgen gérmenes que provocan infecciones.

Cómo identificarla y cuáles son sus síntomas
Sinusitis aguda. La aguda es súbita, y sus síntomas pudieran confundirse con el resfriado común, pues consiste en secreción y congestión nasal, y dolor facial. Dichos síntomas pueden prolongarse de 7 a 10 días, a diferencia del resfriado.
Sinusitis crónica. Las personas que padecen de sinusitis crónica sienten los mismos síntomas que los pacientes con sinusitis aguda, pero la inflamación dura ocho semanas o más.
Sinusitis sub-aguda. La sinusitis sub-aguda se produce cuando los síntomas duran entre 4 y 8 semanas.

Además de las infecciones virales, existen otras circunstancias que pueden causar sinusitis. Por ejemplo, las bacterias. En este caso, las bacterias anaeróbicas pueden alojarse en los senos nasales y provocar una infección.

Los síntomas de la sinusitis varían. Sin embargo, es importante tener en cuenta que dichos síntomas son muy similares a los del resfriado común, por lo cual, si contrae un resfriado particularmente difícil de erradicar es necesario consultar con el médico para determinar el diagnóstico correcto.

Las personas que padecen de sinusitis aguda pueden sentir congestión nasal con secreción o goteo post nasal, dolor o presión en el extremo interior del ojo, o en la parte inferior de un lado de la nariz, dolor en las sienes o alrededor del ojo, y posiblemente fiebre. El dolor facial puede incluso extenderse a los pómulos, y los dolores de cabeza pueden ser intensos.

Los síntomas de sinusitis crónica pueden ser similares, pero duran más y pueden ser más dolorosos.

Tratamiento
Lo más aconsejable es consultar con un médico. Uno de los objetivos principales del tratamiento es fomentar el drenado nasal, por lo que la ingestión de abundante agua y otros líquidos hidratantes como el té, puede ser útil.

Otras facetas del tratamiento de la sinusitis consisten en la disolución de la mucosidad que se forma en los pulmones y vías respiratorias, así como en el alivio del dolor para combatir las neuralgias. Sin embargo, el mejor consejo es buscar ayuda profesional, y no confundir la sinusitis con el resfriado común.

Información cortesía de Metro Editorial Services (MS)

Díganos su opinión. Escriba a: [email protected] o llame al: 1(800) 242-2527.

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes