Esta receta de gelatina de leche es perfecta como postre de una comida especial o como refrigerio para los días cálidos

La gelatina de leche y mango no solo porque es deliciosa y nutritiva, también es fácil de preparar. Además, la leche es una parte central de nuestras tradiciones, de nuestras recetas favoritas y la acompañante perfecta de cualquier comida o merienda.

La leche hace que cualquier platillo sea más cremosito y delicioso. Le da sabor a momentos memorables de nuestras vidas, como nuestro cafecito con leche de la mañana o cuando disfrutemos una deliciosa gelatina de leche y mango después de la comida.

Rinde: 8 porciones

Ingredientes:

• 5 tazas de leche entera

• 4 sobres de gelatina

• ¾ de taza de azúcar sin refinar

• 1 taza de agua fría

• 2 mangos frescos y cortados en cubitos

• 2 ramitas de canela

• 1 cáscara de limón, rallada

Nota: Si no puedes encontrar ramitas de canela, puede usar 1 cucharadita y media de canela molida.

Modo de preparación:

En una olla pequeña, caliente la mitad de la leche, el azúcar, la ralladura de la cáscara de limón y las ramitas de canela hasta que la mezcla hierva a fuego lento.

En un plato pequeño, disuelva la gelatina en agua fría hasta que se absorba todo el líquido.

Apaga el fuego y agregue la gelatina a la leche. Revuelva hasta que se disuelva completamente. Agregue la leche restante y cuele.

Vierta la gelatina en un plato y agregue los cubitos de mango. Refrigere hasta que esté firme. Sirva con mango fresco. EC

Receta cortesía de la chef Claudette Zepeda para el Programa Educativo de los Procesadores de Leche (MilkPEP). Con información de PR Newswire.

Más artículos de interes