Su familia puede disfrutar de un bocadillo o postre dulce con esta fácil receta de buñuelos

Para algunas personas los buñuelos azucarados tienen la forma de una tostada grande, pero esta versión creada como bolitas de harina también son conocidos como buñuelos que se sirven tradicionalmente durante la Cuaresma.

Rinde: 6 porciones

Ingredientes:

• 2/3 taza de harina de trigo

• 1 huevo

• 1 cucharada de anís en grano

• 1/8 taza de vino Moscatel (o vino dulce)

• ¾ taza de leche

• 2 cucharadas de mantequilla

• 1 cucharada de azúcar

• Ralladura de un limón

• Aceite de girasol

Modo de preparación:

En una olla poner a calentar la leche. Cuando esté un poco caliente agregar la mantequilla y el azúcar. Revolver continuamente hasta que la mantequilla y el azúcar se disuelvan. Añadir el anís, el vino y la ralladura de limón. 

Retirar del fuego después de unos minutos y agregar la harina. Mezclar bien todos los ingredientes para que quede una masa compacta y fina.

Dejar que la pasta se enfríe e incorporar el huevo, removiendo bien para que quede perfectamente incorporado. Así estará la masa lista para elaborar los buñuelos.

Crear los buñuelos con una manga pastelera o con la ayuda de una cuchara grande. Cuando estén listos hay que freírlos con abundante aceite en una sartén. No poner demasiados buñuelos en la sartén. 

Cuando estén fritos, dejar que se escurra el aceite sobrante colocándolos sobre toallitas de papel absorbente. Finalmente, se cubren bien con azúcar y se sirven. 

Los buñuelos pueden ir acompañados de una taza de chocolate caliente. EC