Dele a las costillas asadas un toque especial añadiéndoles el sabor agridulce del tamarindo

Rinde 6 porciones

Ingredientes

• 4 libras de costillas de res

• 1 mediana cebolla blanca

• 2 dientes de ajo

• 1 cucharada de aceite de oliva

• 2 cucharadas de vinagre de vino tinto

• 1/4 taza de vino tinto seco, dividida (opcional)

• 2 tazas de agua

• 1/4 taza de concentrado de tamarindo

• 1 cucharada de azúcar morena compactada

• 2 cucharadas de Knorr® Caldo con sabor de Res

• 1 cucharada de harina (opcional)

Modo de preparación

Precaliente el horno 325° F. Caliente el aceite de oliva en una sartén grande a fuego medio-alto y dore las costillas. Páselas a una asadera de 13 x 9 pulgadas; póngalas a un lado. Cocine la cebolla a fuego medio-alto durante 4 minutos aproximadamente. Agregue el ajo y cocine por 30 segundos. Incorpore el vinagre, raspando los trocitos dorados del fondo de la sartén. Incorpore el agua y los 3 ingredientes siguientes hasta que estén cremosos. Vierta la salsa sobre las costillas. Cúbralas con papel de aluminio. Hornéelas durante 2 horas o hasta que las costillas estén tiernas. Quite la grasa que quedó en la asadera. Con un batidor de varillas, bata el vino y la harina hasta formar una mezcla homogénea. Agréguela a la asadera y déjela hervir durante 2 minutos o hasta que espese. Sirva este jugo de la carne con las costillas. EC

Receta cortesía de Vive Mejor

Compartir

Más artículos de interes