Si bien la «nueva normalidad» ha provocado un aumento del ciberacoso, los padres tienen nuevas herramientas para proteger a sus hijos

El tiempo frente a una pantalla está aumentando para los niños y adolescentes como resultado del aprendizaje remoto y las medidas de distanciamiento social. Al mismo tiempo, el ciberacoso y el discurso de odio están alcanzando nuevas alturas en medio de la crisis actual, según los analistas.

Un nuevo estudio reciente realizado por L1ght registró un aumento del 70 por ciento en el odio entre niños y adolescentes durante los chats en línea desde diciembre de 2019. Si bien esto es preocupante, hay pasos que los padres pueden tomar para ayudar a proteger a los niños del aumento de la toxicidad en línea que pueden estar encontrando.

Siga estos consejos para prevenir el ciberacoso

• Preste atención: hay muchas señales de alerta comunes de que un niño está involucrado en el ciberacoso o es víctima de él. Los jóvenes que están instigando o participando en el ciberacoso pueden mantener en mayor secreto su dispositivo móvil o su laptop, mostrar arrogancia o tener otros problemas de comportamiento. Las señales de que su hijo es el objetivo de los acosadores en línea incluyen depresión y ansiedad (particularmente mientras o después de usar su dispositivo), problemas para dormir, cambios en el apetito, autolesiones o pensamientos suicidas.

• Comuníquese: abra una línea de diálogo con su hijo sobre lo que está experimentando, pero sea paciente. Es posible que su hijo se muestre reticente a compartir todo lo que está sucediendo con usted al principio. Puede ser útil contar con la ayuda de otro adulto o incluso de un terapeuta profesional. Si su hijo es el que está acosando, trabaje en identificar sus motivaciones, para que pueda abordar mejor la raíz del problema y, por supuesto, continúe sirviendo como un modelo positivo a seguir cuando se trata de expresar empatía y amabilidad hacia los demás.

• Mantenga a los niños activos: cuando no hay tiempo de clases remotas, es importante hacer hincapié en pasar tiempo de calidad sin conexión. Anime a los niños a estar físicamente activos al aire libre para aumentar los niveles de hormonas que mejoran el estado de ánimo y promover un mejor sueño por la noche. Si es posible, organice reuniones con amigos cercanos pero manteniendo la sana distancia, o actividades como paseos en bicicleta. Involucre a los niños en pasatiempos positivos como leer, dibujar o tocar un instrumento.

• Administre el tiempo frente a la pantalla: administrar el tiempo frente a la pantalla puede ser complicado. Los niños no siempre son sinceros sobre lo que hacen en línea y hay muchas horas al día en las que es simplemente imposible controlar a su hijo. Sin embargo, las nuevas herramientas están resultando esenciales para ayudar a los padres a proteger a sus hijos de los efectos dañinos del ciberacoso. Por ejemplo, OurPact de Eturi Corp. es una aplicación que permite a los padres establecer horarios en línea para los niños, así como otorgar o restringir el acceso a sitios web y aplicaciones. Los padres también pueden tomar capturas de pantalla de la actividad en línea para asegurarse de que sus hijos se mantengan seguros. EC

Con información de StatePoint