9 consejos para tener un hogar “antiasma”
1. Evite limpiadores tóxicos. El uso de cuatro o más limpiadores domésticos en un solo hogar puede aumentar la incidencia de asma en adultos y niños. Sin embargo, los niños respiran a un ritmo más rápido que los adultos, lo que les expone a un mayor riesgo de daño. Busque productos de limpieza seguros para el medio ambiente con ingredientes no tóxicos.

2. Cuidado con los aromatizantes.  La contaminación ambiental que causa o empeora el asma en los niños puede originarse de fuentes sorprendentes tales como el incienso, perfumes y desodorantes ambientales, pintura fresca y alfombras nuevas. En la medida de lo posible, los niños deben respirar aire fresco en el hogar.

3. Ventile su hogar. Después de limpiar la casa con productos químicos abra las ventanas. Muchas personas creen que el olor a cloro significa un hogar limpio, pero puede ser muy dañino.

4. No fume. Los hogares con niños deben ser zonas de “no fumar”. Si usted fuma, póngase la meta de dejar de fumar y no permita que sus invitados enciendan un cigarrillo en su hogar.

5. Elimine el polvo. Pase un trapeador húmedo con frecuencia, limpie el polvo de todas las superficies, marcos de cuadros y repisas de libros; evite la acumulación de muñecos de peluche y aspire las alfombras frecuentemente.

6. Mascotas ¡fuera! Evite tener mascotas dentro de la casa, manténgala limitada a áreas que no sean la habitación de su niño y mantenga la puerta del dormitorio cerrada en todo momento.

7. Mantenga la comida en la cocina. La comida se debe guardar y comer en lugares apropiados y no en la habitación de su hijo u otras habitaciones; mantenga las superficies sin agua estancada pues puede atraer a las cucarachas, conocidas  causantes de alergias.

8. Vacune a los pequeños. Los niños que tuvieron 12 o más infecciones respiratorias serias (pulmonares) durante los primeros años de vida, enfrentan un riesgo significativamente mayor de tener asma. Para disminuir el riesgo de infecciones pulmonares, los niños asmáticos deben vacunarse contra la gripe todos los años.

9. Lávense las manos. Lavarse las manos con frecuencia, tanto padres como hijos, puede disminuir el riesgo de contraer  infecciones pulmonares. Haga un esfuerzo para enseñar a sus hijos este hábito saludable lo más temprano posible.

Para mayor información visite: https://www.vnsny.org/home-health-care-and-you/planning/caring-for-your-child/

Contenido cortesía de PR Newswire
 
¿Comentarios? Escriba a: [email protected] o llame al: 1(800) 242-2527.

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes