La World AG Expo cierra sus puertas en Tulare con mucha afluencia de público y dejando un buen sabor de boca a sus asistentes

La buena temperatura y la fluida asistencia de público fueron claves para que la convención de agricultura de Tulare, World AG Expo, haya sido todo un éxito, con un nivel más que aceptable de herramientas y tecnología, según asegura el Fresno Bee.

Una de los principales motivos para el éxito de la feria más importante del sector son los altos precios de granos y frutos, lo que a su vez ha hecho aumentar de forma exponencial el valor de las tierras en el valle central californiano.

Algunas empresa como la local Hammer Works aseguró que sus ventas han crecido de forma sorprendente en la World AG Expo, fabricante de herramientas de zinc para el campo. “Las cosas sencillamente han explotado en nuestro favor”, dijo Megan Murphy, el presidente de la compañía.

Es una feria abierta al público y en la que también participan empresas privadas con alta capacidad adquisitiva. La maquinaria pesada también ha experimentado un crecimiento en un sector necesitado de mano de obra asequible y con dificultad para conseguirla por la seguridad reinante en la frontera desde hace un tiempo atrás.

Sin embargo, empresas como Clemens Vineyard Equipment Company of Woodland parecen estar haciendo frente a esa situación gracias a nueva ingeniería que está entrando en el mercado agrícola. Su nueva sistema específico para viñedos, a la venta por 180.000 dólares, permitirá hacer el mismo trabajo que hacen 30 personas en una semana en un solo día a través del personal que opera el sistema.

Con GPS incorporado, la máquina es capaz de hacer surcos, soltar la semilla en tierra y volver a tapar el surco, todo ello a gran velocidad. Es una inversión que a largo plazo puede dar muchos frutos.

Según algunas de las firmas presentes, lo que se está vendiendo ahora en California es un reflejo de lo que se está usando ya en Europa y otras partes del mundo.

Los expertos creen que a los campesinos les cuesta mucho cambiar su forma de hacer las cosas y que asistir a esta clase de ferias es una ocasión para replantar sus negocios y la manera de entender la agricultura. Los tiempos cambian y es fundamental adaptarse. EC

Más artículos de interes