Según el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, las almendras son una fuente de energía y salud

Considerado “la canasta de pan de los Estados Unidos”, el Valle de San Joaquín se ha convertido en una de las regiones agrícolas más importantes del mundo; en ella se producen más de 250 cultivos, siendo la almendra el más popular de los últimos 5 años.

BBC Mundo afirma que la región es uno de los pocos lugares del planeta donde pueden crecer los almendros. Tiene una combinación perfecta de clima frío en invierno, sin ser excesivo, lo que permite que los árboles permanezcan latentes, seguido de una primavera templada que los estimula a crecer y florecer.

El Valle provee un 82 por ciento –a nivel mundial– de las almendras que se consumen y, precisamente, a la cosecha de este fruto seco se le ha denominado la fiebre de oro del momento, debido a lo rentable que es su cultivo y a las cuantiosas ganancias que genera. Un camión cargado de almendras puede alcanzar un valor de hasta 160 mil dólares.

Pero su gran valor y popularidad se la ha ganado a pulso, pues estudios publicados por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos aseguran que (las almendras)  son una fuente natural de energía y salud.

Entre sus numerosas propiedades mencionan que las almendras son un elemento fundamental para prevenir las enfermedades del corazón y para mejorar la circulación sanguínea;  presentan un elevado contenido de fibra, lo cual permite aumentar el volumen de los excrementos y diluir de esa forma el ácido biliar y grasas, haciendo que disminuya el riesgo de contraer cáncer de colon. Asimismo, son un antioxidante y una aspirina natural muy eficaz. EC

Compartir

Más artículos de interes