Xavier Serbiá fue parte fundamental de ese gran fenómeno de masas llamado Menudo. Hoy, desde su programa en CNN Dinero aconseja a los latinos sobre finanzas

Alicia García de Angela. Los Angeles | 6 de Diciembre 2013

Antes de ser uno de los rostros más conocidos de CNN en Español, Xavier Serbiá llenaba el Madison Square Garden y era portada del New York Times. Eran los tiempos de Menudo, el grupo de música pop que arrasó en los 80, y con el que el puertorriqueño alcanzó fama internacional.

Más de treinta años después, Xavier Serbiá conserva a muchos de sus seguidores, ahora convertidos en padres preocupados por el bienestar de sus hijos y por su prosperidad, y que no se pierden ninguno de los consejos que ofrece en su programa CNN Dinero.

Desde aquí, y junto con sus libros, columnas periodísticas y conferencias, Serbiá se ha propuesto educar a los latinos para que puedan lograr la ‘libertad económica’ y así aprovechar todas las oportunidades que este país ofrece.

“Cuando uno llega a Estados Unidos se puede conseguir una tarjeta de crédito, comprar un auto o incluso una casa de forma relativamente fácil”.

Y es aquí donde, afirma Serbiá, está el problema principal, “ya que estas oportunidades vienen con una letra pequeña que el latino no lee, y que luego pueden traer problemas. Es un sistema que te da muchas oportunidades pero en donde tú eres el responsable de todo”.

Un principio que también aplica a los empresarios latinos a los que, el presentador de CNN y graduado con un máster en economía por la Universidad de Connecticut, aconseja se informen bien antes de abrir un negocio porque “el empresario no nace, se hace”.

Por ello, dice que lo primero es ver si hay un mercado dispuesto a comprar tu producto o servicio y “después saber por dónde entra y sale el dinero, que es en donde más suelen fallar los emprendedores latinos. Por eso muchas veces terminan delegando este trabajo sin pensarlo mucho, y aquí se puede crear otro problema mucho mayor”.

Algo que el mismo Xavier Serbiá experimentó en su época de cantante de Menudo y que le hizo perder mucho dinero.

“Todavía recuerdo muy bien como le confié mis finanzas a un bróker y cómo perdí el 60 por ciento de mi dinero. Luego tuve que meterme en pleitos que me podía haber ahorrado si me hubiera involucrado más en mis finanzas.  Para mí la lección quedó clara: la educación es clave para progresar”.

Más artículos de interes