Sin embargo, tras acabar la high school en 1995 hubo de esperar para alistarse hasta que le llegó su permiso de residencia en 1997. En este periodo de dos años es cuando conoció a Adriana, su mujer.

En una base militar de Kentucky estudió durante unos cuantos meses para llegar a graduarse como Mecánico de Motores Diesel. Con este entrenamiento el Sgt. Henry López se capacitó para poder trabajar los motores de los tanques y otros vehículos militares.

Su primer destino fue en Fort Sam, Texas de 1998 hasta el 2000. En el 2001 lo destinaron a Fort Irwin en California en la 11th ACR (Armored Cavalry Regiment) unidad HHT. No fue hasta enero del 2005 que lo enviaron por primera vez a una misión fuera de los Estados Unidos: a Mosul, provincia ubicada al norte de Iraq. Desde este lejano país Henry añora mucho a su esposa Adriana y a sus tres hijos. Adriana siempre ha apoyado la carrera militar de su marido, aunque reconoce que fue muy difícil dejarlo marchar cuando estaba embarazada del más pequeño. A su hijo mayor Nathan, le costó entender la marcha de su padre y compañero de juegos, pero con el tiempo se ha ido haciendo a la idea e incluso ha tomado el papel de “hombre de la casa”.

El Sargento Henry López siente que  sus compañeros soldados se han convertido en su familia, pues cada miembro de la unidad vela por la seguridad de los otros, además de compartir juntos momentos de ocio. El grupo al que pertenece este latino destinado en Iraq se denomina Punisher y provee seguridad a un general en particular.

El sargento Henry López nota que los ciudadanos iraquíes tienen buenos sentimientos y quieren la democracia en el país. Además, ha observado un mayor control de la situación por parte de la policía y el ejército, quienes han implementado rápidamente las enseñanzas del ejército de los Estados Unidos y han ido ganándose poco a poco el respeto de los ciudadanos. En su opinión las mayores víctimas de esta guerra son los niños, a quienes les falta comida, hogar y seguridad.

Está previsto que Henry llegue de permiso a Los Angeles a principios de enero. Los planes de su esposa son tomarse unas vacaciones. Henry ha firmado recientemente un nuevo contrato por seis años con el ejército de los Estados Unidos. Sus planes son seguir en el Army unos años más, retirarse joven y poder iniciar su propio negocio de mecánica.

Compartir

Más artículos de interes