También destacó dentro del partido demócrata, cuando formó parte de la presidencia del Congressional Hispanic Caucus con su puesto número 19, convirtiéndose en la primera mujer en ser elegida para esta función. Lucille Royball-Allard se centró en temas como la educación, el desarrollo económico y el acceso a planes de salud.

Para el siguiente año, su magnífica reputación por sus habilidades para llegar al consenso eran conocidas por todos. Por ello, fue elegida miembro 29 para el California Democratic Congressional Delegation en su 105 Congreso. Con este puesto se convirtió en la primera mujer, la primera latina y la primera integrante en ser miembro por elección y no por antigüedad. Para el 106 Congreso, sus prioridades legislativas fueron la modernización de las escuelas, incremento del salario mínimo y frenar la deserción escolar entre los latinos, entre otros temas.

La congresista representa a las áreas del Centro de Los Angeles, Este de Los Angeles, y nueve ciudades más del sureste de Los Angeles County. En Washington sus responsabilidades giran en torno al comité y el voto de enmiendas claves. Además, recibe a aquellos ciudadanos de su área que lo deseen y discute temas importantes para ellos en su comunidad.

Cuando Lucille Royball-Allard viaja a Los Angeles dedica la mayor parte de su tiempo a reuniones con residentes y líderes de su Distrito para tratar de mejorar el área. La congresista ha presidido muchos seminarios y ferias de salud, educación, prevención del crimen, temas de seguridad, ciudadanía y servicios gubernamentales.

Recientemente inauguró el nuevo centro comunitario Lucille Beserra Roybalque, bajo el nombre de su madre, en el que se imparten clases de inglés, ciudadanía y muchos programas para la juventud y la tercera edad.

Una congresista que piensa y actúa por y para su Distrito.

SHARE

Más artículos de interes