Por Alicia G. de Angela | 1 de febrero de 2013

 

Elizabeth Espinosa ha cumplido su sueño. Y no es para menos, porque desde el 28 de enero la conocida periodista puede presumir de tener su propio programa en CNN Latino, el nuevo canal de noticias en español de Los Angeles.

 

Pero para la ganadora de dos premios Emmys, estar al frente de “Sin límites” es simplemente una oportunidad más para acercarse a la comunidad latina y de poner sobre la mesa los problemas que más le afectan. Esta, dice ella, siempre ha sido su pasión, tanto en sus comienzos en Telemundo, como en su trabajo como reportera para los canales Fox y KTLA, lo que sin duda, la han convertido en uno de los rostros más populares de la televisión local.

 

“Yo me crié inmersa en tres culturas, ya que nací en Los Angeles de padre mexicano y madre salvadoreña”, afirma la periodista que no oculta su orgullo de ser latina. ”Y es precisamente este background el que me ha permitido adentrarme en las comunidades de mi ciudad y conocer bien las diferentes culturas, porque como yo les digo a mis amigos, no piensen que porque la persona es latina todos somos iguales”.

 

Una riqueza cultural que Elizabeth Espinosa ha sabido incorporar a la perfección en su nuevo programa, que se transmite de lunes a viernes a las 8 pm en KBEH Canal 63, y en el que la periodista trata los problemas que más afectan a la comunidad latina en su totalidad. “Inmigración, educación, violencia…mi enfoque es ser la voz de los latinos y en mi programa van a estar muy bien representados, con expertos que les dirán punto por punto lo que tienen que hacer”.

 

Los otros temas que preocupan a Elizabeth Espinosa tienen que ver con los niños, su otra gran pasión, lo que le ha llevado a viajar por todo el mundo para denunciar las situaciones de abuso y abandono que sufren los más pequeños. Sus documentales en El Salvador y Uganda y su dedicación a organizaciones como Ability First y HOLA en Los Angeles le han valido importantes reconocimientos, aunque Elizabeth recalca que nada de esto lo hubiera conseguido sin el apoyo de sus padres y su hermano. “A ellos se lo debo todo. A mis padres porque me han inculcado mis raíces hispanas, mi idioma y mi sentido de lucha y a mi hermano, que es discapacitado, porque me ha dado la fuerza y la inspiración para llegar a donde estoy’. Es el nuevo talento, sin límites, de la televisión en español. EC

Compartir

Más artículos de interes