Estas pruebas son sencillas y muestran datos importantes que U.S. Citizenship and Immigration Services (USCIS) desean saber de todo aquel individuo que residirá permanentemente o como refugiado en los Estados Unidos. Afuera de los Estados Unidos estos exámenes los llevan a cabo unos 400 doctores seleccionados por el Department of State (DOS) de las oficinas consulares. Dentro del país son unos 3,000 médicos los que han sido aprobados por los directores de cada distrito del USCIS.

Pruebas médicas

Las pruebas a realizar incluyen exámenes generales rutinarios como son estatura, peso, presión arterial, vista, oído, corazón, estómago y riñones.También se llevan a cabo pruebas de orina que detectan enfermedades generales y pruebas de sangre que permiten detectar enfermedades contagiosas como Virus de Inmunodeficiencia Humana (HIV, por sus siglas en inglés), sífilis, chancroide o chancro blanco, gonorrea, granuloma inguinal, lymphogranuloma venérea y lepra, entre otras. Una prueba que requiere de al menos dos visitas es el examen de la tuberculosis. Se basa en la reacción cutánea estimulada al contaminar la piel con una sustancia llamada tuberculina, conseguida de cultivos de bacilos tuberculosos. Al cabo de unos días el paciente debe volver a la clínica, y si se ha formado un nódulo o mancha rojiza puede ser que la prueba haya resultados positiva, por lo que habría que hacer radiografías del pulmón y otros exámenes.

Vacunas

El departamento de Salud de los Estados Unidos, además de cerciorarse de que el individuo que solicita la residencia está saludable, quiere que éste reciba ciertas vacunas que evitarán enfermedades casi erradicas, aunque estas inyecciones se hayan practicado en el país de origen del solicitante, si no se presentan pruebas certificadas. Las enfermedades a evitar son: paperas, sarampión, rubéola, polio, tétanos y difteria, pertussis, influenza tipo B y hepatitis. Las vacunas a impartir irán de acuerdo a la edad de la persona.

Siempre siga las indicaciones de su abogado o paralegal para realizar estas pruebas, pues aunque usted quiera adelantar haciéndolas antes de tiempo, los exámenes y vacunas tienen una validez de un año a partir del momento que se realizan, por lo que las pruebas pueden llegar a expirar si no tiene cuidado y volver a pagar todo el proceso, además de las molestias obvias.

Costo

El precio de las pruebas y vacunas depende tanto del centro que se elija (siempre aprobado por el USCIS) y la edad del solicitante. Así el precio por adulto puede rondar los $150 y por los jóvenes menores de 15 años unos $90.

Siempre consulte con un representante legal y con varios centros médicos para determinar quién le dará el mejor servicio al mejor precio.

Esta columna no pretende sustituir los consejos y ayuda legal que sólo un experto en la materia puede brindarle.

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes