Cristina Pérez. Los Angeles | 13 de enero de 2012

 

Todos somos conscientes de que entrar a Estados Unidos ilegalmente y permanecer más del tiempo autorizado conlleva sanciones graves que muchos no conocen o no entienden. Una de las principales consecuencias es no poder solicitar la residencia permanente dentro del territorio estadounidense. En vez de ello, el solicitante debe salir del país para obtener la residencia permanente en un consulado en el extranjero. Y una vez fuera, se suelen activar otras graves consecuencias por su estadía ilegal.

 

Se trata de los “castigos” de tiempo para el solicitante, que suelen ser de tres años y diez años. Si una persona estuvo de manera ilegal en el Estados Unidos por más de 180 días y sale del territorio, no podrá regresar legalmente por tres años. La pena se agrava cuando una persona ha pasado más de un año de presencia ilegal y luego sale de los Estados Unidos. Al salir, no podrá volver legalmente durante diez años.? Sin embargo, estas penalidades podrán ser perdonadas con la solicitud I-601 (un waiver o perdón). En la actualidad, sólo se puede solicitar esta dispensa directamente en el consulado, fuera de los EE.UU.

 

La exención debe ser aprobada antes de obtener su residencia permanente. Para calificar, el solicitante debe probar que su cónyuge o alguno de sus padres que sea ciudadano o residente permanente, padecería condiciones de “extrema dificultad” como resultado de su ausencia.? Lamentablemente, mientras algunos casos son aprobados rápidamente, otros pueden tardar años en concretarse, esto mientras el familiar permanece fuera del país alejado de su familia.

 

Sin embargo, el 6 de enero de 2012, USCIS anunció una propuesta para agilizar el proceso de solicitud I-601 sólo para cónyuges e hijos de ciudadanos de EE.UU. actualmente elegibles para el estatus permanente legal a través de ése ciudadano. Según esta propuesta, los afectados podrán solicitar la exención dentro de los EE.UU., esperar por una decisión y luego salir del país para el proceso consular. Este proceso de simplificación reducirá al mínimo el tiempo lejos de sus familiares.

 

Es muy importante saber que este proceso no altera ni modifica los requisitos de elegibilidad y sólo afecta a personas cuya única necesidad se basa en haber estado en los EE.UU. sin autorización.

 

Sin embargo, lo que es tan alentador de este “procedimiento dentro del país”, es que se estaría eliminando periodos arbitrarios de espera. Si bien los solicitantes todavía estarían obligados a salir de los EE.UU. antes de recibir la aprobación final sobre su solicitud, USCIS espera que el pre-procesamiento anime a los solicitantes a perder el miedo y legalizar su situación.

 

El énfasis en la seguridad es particularmente importante, dado el gran número de solicitudes tramitadas en Ciudad Juárez, México, una ciudad que recientemente ha estado plagada de violencia. USCIS ha informado de varios casos de violencia contra las personas a la espera de su exención. Es por esta razón que la propuesta es importante y debe estar finalizada lo más pronto posible.

 

Pero recuerde, esto no es una amnistía. También es importante tener en cuenta que sólo es una propuesta. Todavía no es una ley definitiva. Esta modificación sólo afectaría a las personas que todavía no han presentado el Formulario I-601 y que van a presentar una solicitud de exención después de que la regla final sea publicada.
Por favor, tenga cuidado con cualquiera que le diga algo diferente.

 

Como siempre, le recomendamos contratar los servicios de un abogado con licencia que se especialice en leyes de inmigración para ayudarle con este y cualquier otro proceso. EC

 

Para más información contacte a Cristina Pérez a: [email protected] o al (818) 550-8300.

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes