Cocinar el pavo para la cena de Acción de Gracias suena como una tarea difícil, pero con las instrucciones precisas todo se vuelva más sencillo

A pesar de la pandemia, muchas familias estarán celebrando el Día de Acción de Gracias con una sabrosa cena, una en la cual el pavo es el platillo más tradicional cocinado de diferentes maneras, aunque la tarea de cocinar el pavo no siempre se considera como algo sencillo.

Centrar su comida de Acción de Gracias en torno a un pavo cocido a la perfección es la forma ideal de servir un banquete. Sin embargo, sin la preparación y ejecución adecuadas, el ave podría quedarse corta. Para asegurarse de que el centro de mesa de la cena de Acción de Gracias esté a la altura de las expectativas,

Siga estos sencillos consejos para cocinar el pavo perfecto:

1. Compre el pavo adecuado. Encontrar un pavo del tamaño adecuado para la fiesta que espera es el comienzo de una reunión exitosa. Una regla común es comprar 1 libra de pavo por persona, por lo que, para una comida de 10 personas, compre un pavo de 10 libras. No olvide que a casi todo el mundo le encantan las sobras, por lo que puede considerar comprar algunas libras más de lo necesario.

2. Sea paciente. Si opta por un pavo congelado, no apresure el proceso de descongelación. Para pavos más grandes, puede llevar días descongelarlos correctamente.

3. El tiempo lo es todo. Encontrar la cantidad de tiempo adecuada para que su pavo pase en el horno es crucial, pero no siempre es lo más fácil de hacer. Para un ave de 8-12 libras, considere de 2,5 a 3,5 horas; de 12-16 libras, de 3,5-4 horas; de 16-20 libras, de 4-4,5 horas, y así sucesivamente. La clave es cocinar el pavo hasta que llegue a una lectura de temperatura de 170 grados F.

4. Déjelo reposar. En lugar de sacar el pavo del horno y cortarlo inmediatamente, dele la oportunidad de reposar durante 20 a 30 minutos, lo que permite que los jugos penetren en la carne y la humedezcan. EC

Con informción de Family Features

Anuncios de interés en Los Ángeles