El grupo musical originario de Houston, Texas hizo gira y promoción de su nuevo disco en busca de conquistar al público californiano

José F. Sánchez. Los Angeles | 9 de agosto de 2013

Energía y vitalidad al cien por ciento. Son cinco hermanas vivarachas, atractivas y simpáticas que juntas responden al nombre de Las Fénix y que visitaron California para hacer unas presentaciones y promocionar su nuevo disco titulado “Heliópolis”, uno que cuenta con el sello y la esencia de Selena y la familia Quintanilla.

Las hermanas Rodríguez están cosechando los frutos de su trabajo, uno que les ha proporcionado muchas satisfacciones personales y familiares. Nadia, Leslie, Adela, Berna y Anahí son el orgullo de sus padres, una pareja originaria de Michoacán, México, que les ha sabido inculcar la responsabilidad y la pertenencia al núcleo familiar.

“Crecimos escuchando música mexicana y desde pequeñas nos inspiramos en el grupo de las Sparx”, comentó Nadia secundada por el resto de la tropa que completó la historia contando que empezaron en casa, cantando en el cumpleaños de su papá, y que luego siguieron las clases de música para decidirse a formar su propio grupo.

El disco que están promocionando es el sexto de su corta carrera, uno que está sonando fuerte en las redes sociales, una herramienta que les ha servido para conquistar nuevos horizontes. En esta, su segunda visita al estado dorado, participaron en el Festival Salvadoreño de Los Angeles y en conciertos en Yuba City y Chico, en el norte de California, para luego regresar a su natal Texas con agenda llena.

Los contratos han ido llegando para estas chicas que demuestran una unidad inquebrantable, eso sí, seguidas de cerca por sus padres, David y Maricruz. “Estoy orgulloso de mis hijas. Les hemos enseñado a ser humildes y trabajadoras y a depositar su confianza en Dios”, dijo el patriarca de la familia.

A pesar del intenso trajín, las jóvenes se las arreglan para seguir estudiando por internet. Claro que extrañan la escuela y a sus compañeros de clases pero comprenden que en esta carrera se tienen que hacer ciertos sacrificios. Otro de ellos es el amor. “Ya habrá tiempo para pensar en tener novio”, dijo resuelta Berna, la que toca el bajoquinto.

Por lo pronto se tienen unas a otras y se nota que se divierten mucho yendo de aquí para allá en su propio autobús. Ellas son Las Fénix, un grupo de chicas que quiere seguir volando alto. EC

Para más información visite Facebook.com/LasFenixMusic

Anuncios de interés en Los Ángeles

Más artículos de interes